Abogada del HSBC y un ex técnico del FMI

LAVADO

(PÁGINA12)

María Eugenia Talerico y Mariano Federici fueron seleccionados por Mauricio Macri para liderar el organismo encargado de combatir el lavado de dinero. Ambos fueron impugnados por sus vínculos con entidades acusadas por la UIF.

 Por Sebastián Premici

Los elegidos por el presidente Mauricio Macri para hacerse cargo de la Unidad de Información Financiera (UIF), Mariano Federici y María Eugenia Talerico, presentaron sus descargos durante una audiencia pública convocada por el ministro de Justicia, Germán Garavano. Las impugnaciones de ambas candidaturas estuvieron centradas en los vínculos de los dos candidatos con los principales bancos acusados de lavado por la propia UIF. Talerico, propuesta para ocupar la vicepresidencia del organismo, es abogada del HSBC en al menos tres causas que tramitan en queja ante la Corte Suprema y de otros expedientes abiertos dentro de la UIF. La letrada de la organización Será Justicia reconoció ser defensora del oficial de cumplimiento del HSBC, Gustavo Peccora, pero le restó importancia a dicha vinculación. Pero su defendido era el responsable de vigilar la adecuada implementación y funcionamiento del sistema de prevención del lavado de activos y financiamiento del terrorismo dentro del HSBC. Sobre el cierre de la audiencia, Federici reconoció que su rol dentro del organismo será el de “atraer inversiones genuinas”. Del control hacia los sujetos obligados, nada.

Sobre un total de aproximadamente 100 oradores, la mayoría expresó su apoyo a Federici y Talerico. Las impugnaciones corrieron por cuenta del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), el Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica , los diputados nacionales Rodolfo Tahilade y Carolina Gaillard, ambos del FpV, y del ex titular de la UIF José Sbattella. Quien se manifestó enfáticamente a favor de ambos postulantes, con un tono de enojo, fue Félix Marteau, del estudio homónimo y titular de la Fundación Finint, vinculada a Federici y a Celeste Plee, otra de las nuevas adquisiciones de la UIF.

“Los que se oponen a los candidatos son operadores de Sbattella y son los mismos que apoyaron las propuestas de despenalización del consumo de drogas de Aníbal Fernández”, sostuvo Marteau, en cuyo estudio cursan varias defensas al HSBC y Masventas SA, las dos entidades con más multas y sumarios dentro de la UIF. Celeste Plee es quien llevó adelante las causas con Masventas SA.

El estudio Marteau no sólo tiene vínculos estrechos con Federici y Plee, sino que mantiene una relación con el propio ministro de Justicia. Garavano, que deberá ratificar (o no) las postulaciones a la UIF. Es docente del posgrado dictado desde la fundación Finint. También participan de esa carrera los jueces Claudio Bonadio y Ariel Lijo, el fiscal Raúl Plee (padre de Celeste), y periodistas del Grupo Clarín. La defensa de este abogado también se explica porque hay más nombres de su estudio que se sumarán a la UIF. Tal es el caso de Ignacio Hagelstrom que será el secretario general ejecutivo. Hasta hace un mes era el coordinador académico del posgrado de dicho estudio.

“Las tareas centrales de la UIF son la supervisión de las actividades de los bancos en tanto sujetos principales en la obligación de detectar e informar operaciones sospechosas, así como también la exigencia de tales controles, inspección, análisis y actuación en consecuencia a través de la vía judicial. Las vinculaciones de Federici y Talerico en defensa de bancos privados coloca un manto de dudas sobre su idoneidad”, sostuvo Hernán Letcher, director del CEPA.

En la declaración jurada que presentó Talerico omitió mencionar al HSBC entre las personas jurídicas a las que defendió en los últimos años. Sin embargo, sí incluyó el nombre de Gustavo Peccora, con la aclaración entre paréntesis “(HSBC Bank Argentina S.A.)”. Durante la audiencia de ayer, la abogada de Será Justicia se molestó cuando las entidades que la impugnaron resaltaron sus propios argumentos en contra de la capacidad de sanción de la UIF. “Esa es información confidencial, no tendrían por qué saberla”, lanzó la candidata ante la lectura de unos párrafos que habían sido publicados por Página/12 el pasado 4 de enero. Los argumentos de Talerico en contra de la UIF fueron expresados en causas penales que actualmente tramitan en queja ante la Corte Suprema de Justicia, por ende son de orden público.

“Colocar al frente de la UIF a una abogada del HSBC, además de que se choca con la ley de ética pública, es un peligro porque desde la Bicameral que investigó el accionar de ese banco se pudo determinar que el HSBC creó un esquema de fuga y evasión en el tiempo”, sostuvo a Página/12 el ex titular de la Comisión Bicameral Roberto Feletti. Casi a tono con las declaraciones de Alfonso Prat-Gay sobre la “grasa militante”, Talerico sostuvo que le quitará el componente “político” al organismo, mientras que Federici, un ex empleado del FMI hasta hace algunos días, explicó que “la UIF deberá ser un organismo garante de las libertades individuales, de la seguridad jurídica y del clima de negocios”, todo ello conjugado para “atraer inversiones genuinas al país”.

Comments are closed.