Agosto a dos puntas: CGT en diálogo y conflictividad creciente

macri-jpg_1689854194
Observatorio de conflictividad social y laboral Documento de Trabajo N° 2 / Septiembre 2016

BAJAR INFORME COMPLETO AQUÍ


I. Introducción

El objetivo del Observatorio de Conflictividad Socio-Laboral del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) consiste en realizar un seguimiento de la cantidad y características de los conflictos laborales y no laborales (sociales) que tienen lugar en el territorio nacional, en virtud de constatar las tendencias que se manifiestan a este respecto, dentro del marco de las transformaciones socio-económicas en la actual coyuntura, y de las diferentes estrategias de acción que llevan a cabo las organizaciones sindicales, políticas y sociales que participan de las intervenciones.

En este segundo informe se presenta un relevamiento de la conflictividad social y laboral durante el mes de agosto, atendiendo a la cuantificación y clasificación de los conflictos existentes en ese período.

El criterio establecido para el estudio más específico de los conflictos, representados en las acciones de protesta de los actores sociales intervinientes, es su delimitación en dos universos diferenciados aunque en una permanente interacción entre sí y con puntos de encuentro. Los conflictos definidos como “laborales” responden exclusivamente al ámbito del mercado de trabajo llamado “formal”. Los conflictos que denominamos “sociales” responden al resto del abanico de los ámbitos donde se desarrolla la vida política y social.

En la primera parte del informe haremos una descripción y análisis de los conflictos laborales del mes de agosto, comparándolos con los datos del primer informe, que estuvo centrado en este tipo de conflictos que se produjeron en el mes de julio.

La segunda parte del informe estará dedicada a los conflictos que exceden el universo de los asalariados y que denominamos sociales.

 

II. Resultados del relevamiento de conflictos laborales en el mes de agosto de 2016

a. Características generales de los conflictos en agosto.

Respecto del mes de julio, en agosto se observa un aumento de 77% de la cantidad total de los conflictos laborales.

c1

Dicha variación se explica por un aumento significativo de los conflictos del sector público, en los que se observa una variación porcentual positiva del 212% en comparación con el mes de Julio, mientras que los conflictos del sector privado tuvieron una variación porcentual del 10,6%.

A diferencia de julio, mes donde los conflictos laborales del sector privado representaron un 66% del total, durante agosto, representan el 41,5%, en tanto que los conflictos salariales del sector público para el mismo mes representan un 58,5%, mientras que en julio representaron el 33%.

c2

c3

Durante el mes de agosto, comparado al mes de julio, se observa un importante crecimiento en la proporción de los conflictos con el gobierno nacional, respecto de los conflictos con las administraciones provinciales y locales. En efecto, durante el mes de julio, los conflictos de los trabajadores públicos con el gobierno nacional representaron el 9% del total, frente a poco más del 60% de conflictos con gobiernos provinciales, y 30% con municipales. En agosto, del total de los 103 conflictos laborales del ámbito público, el 49% representan conflictos con las administraciones provinciales, el 27% con los municipios, y el 24% fueron conflictos con el gobierno nacional.

c4

Durante agosto se mantiene la tendencia de julio respecto de la mayor proporción de conflictos en el sector industrial (36%), respecto de los demás sectores de la economía. Le siguen el sector servicios donde se registraron el 22% de los conflictos, el sector transporte con el 16%, Petróleo y energía con el 15%, comercial con el 7% y por último llama la atención que el sector de la construcción, uno de los más castigados con el flagelo de la recesión en curso, y la consecuente pérdida de puestos de trabajo sólo representa el 4% del total de conflictos laborales del sector privado.

El siguiente gráfico muestra la incidencia de los conflictos por ramas de actividad, excluyendo el sector público. De las ramas industriales se observa que Elaboración de alimentos y bebidas concentra el 11% de los casos totales, seguidos por Fabricación de máquinas y equipos con el 7%, luego seguido por Fabricación de productos químicos y de productos de caucho, plástico y papel con el 4% respectivamente. Los conflictos en fabricación de automóviles en agosto representaron sólo el 1% de los casos.

c5


b. Principales causas de los conflictos laborales en el mes de agosto

c6

Tal como ocurrió en el mes de julio, durante agosto más de la mitad de los conflictos se produjeron en reclamo por aumentos de salarios (58%). Le sigue en importancia los conflictos desatados a raíz de despidos y suspensiones de trabajadores (22%)1 . Un tercer factor de causa de conflictos estuvo dado por los reclamos por las condiciones de trabajo (12%). Por último tanto las confrontaciones desatadas por persecuciones políticas y sindicales a los trabajadores y “otras razones”2 con igual peso relativo (4%).

c7

Cuando relacionamos las variables “causa principal del conflicto” con “ámbito”, observamos que durante el mes de agosto los reclamos de “paritarias o cuestión salarial” fueron significativos en el ámbito público respecto del privado representando poco más del 75%, de los 102 conflictos registrados. Esta relación se invierte cuando analizamos los conflictos originados por despidos y suspensiones, que en agosto fueron 38, los cuales representan el 73,7% en el sector privado.


1 Sobre despidos y suspensiones en Agosto, consultar: CEPA (2016). “Situación del mercado de trabajo argentino: un análisis de la evolución del empleo en el mes de agosto”, 18 de septiembre. Link: http://centrocepa.com.ar/ 2 En esta categoría se incluyen reclamos en contra del tarifazo y el ajuste, repudio de la visita del Presidente Macri a una localidad, por la participación de un sindicato en la mesa paritaria sectorial, el incumplimiento de contratos del gobierno de Neuquén con fábricas de cerámicas, etc.

Los casos de conflictos por “condiciones de trabajo”, que fueron 21 casos, se reparten casi en igual proporción entre el ámbito público y privado, 52,4% y 47,6%, respectivamente, mientras que los 8 casos de conflictos por persecución político gremial fueron preponderantes en el sector privado: 87,5%, frente al 12,5% del sector público.

Analizaremos ahora las principales causa de los conflictos por jurisdicción del sector público y por sector económico:

c8

Del total de 77 conflictos por reapertura de paritarias en el sector público, el 49,4%, se desarrolló contra los gobiernos provinciales, mientras que fueron del 30% a nivel municipal y representaron 20,8% a nivel nacional. Los conflictos por condiciones de trabajo registrados en el sector público fueron 11, y más de la mitad se desarrolló a nivel de los gobiernos provinciales, y casi el 10% a nivel nacional. Respecto de los 10 conflictos registrado por despidos en el ámbito público, el 50% se efectuó contra el gobierno nacional, el 40% contra gobiernos provinciales, y el 10% correspondió a conflictos con gobiernos locales. Y por último hubo un caso de conflicto por persecución sindical/gremial contra el gobierno nacional.c9

Respecto de las causas de conflictos por sector económico, al analizar los conflictos por despidos y suspensiones (que ascienden a 28), estos se explican en un 78% por las acciones de los trabajadores de la industria, del sector minero energético y del comercial.

Del total de 25 casos de los conflictos registrados por paritarias en los sectores económicos, el 40% correspondió al sector industrial y otro 40% al sector servicios, contabilizando entre los dos sectores 20 conflictos.

Las acciones por paritarias en el sector de transporte y minero energético explican un 16% del total con 2 casos por sector, y el sector de la construcción con sólo un caso explica el 4%. Del total de 10 conflictos registrados por condiciones de trabajo, el 60% fueron gestados en el sector transporte (6 conflictos), en el sector servicios representaron el 20%(2 conflictos) y el 10% en el sector industrial y minero energético (2 conflictos).

Por último, de los 7 los conflictos por persecución político/sindical el 42,9% se desarrollaron en el sector industrial (3 conflictos), y el 57% restante se distribuyó por partes iguales entre el sector servicios y el sector transporte (4 conflictos).


c. Causas de los conflictos por cuestiones salariales.

Cuando se analizan las causas de los conflictos por cuestiones salariales se constata que un 72% de las mismas corresponde al reclamo por una readecuación de los salarios. Comparando la cantidad de conflictos registrados por readecuación salarial del mes de julio respecto del mes de agosto, observamos un acentuado crecimiento de 25 a 102 casos, lo cual representa una variación porcentual del 308% tomando julio como mes base.

Los conflictos por atrasos en el pago de salario representaron en agosto el 21%, mientras que el 6% correspondió a incumplimientos de acuerdos.

744b

El 84% de los conflictos por readecuación salarial se desarrollaron en la administración pública (62 casos), un 50% en las jurisdicciones provinciales, un 13,5% contra gobiernos municipales, y el 20,3% contra el gobierno nacional.

El sector privado representa el 16,3% de los conflictos por readecuación salarial (12 casos), distribuyéndose del siguiente modo: 6,8% en el sector servicios, 5,4% en el sector industrial, 2,7% en el sector minero y energético, y 1,4% en el sector transporte.

Más de la mitad de los conflictos por atraso del pago de los salarios fueron en los municipios (11 casos), un 19% en el sector industrial y otro 19% del sector servicios (8 casos).


d. Metodología de protesta en los conflictos

Al analizar la metodología de protesta de los conflictos laborales, los paros con movilización y sin movilización representaron en el mes de agosto poco más de la mitad (53%). Las movilizaciones y concentraciones representaron un 22%, porcentaje similar a los cortes de ruta/bloqueos a establecimientos que representaron un 20%. Los estados de alerta y movilización y las tomas no fueron metodologías de lucha laboral significativas ya que representaron el 2% y 1%, respectivamente, sobre el total de formas de protesta de los trabajadores.

g85b

El paro con movilización fue la metodología utilizada en casi un 77% por parte de los trabajadores públicos. Las movilizaciones/concentraciones, los paros sin movilización, y los llamados a estado de alerta y movilización, también fueron metodologías de protesta que representaron más de la mitad de las acciones de los trabajadores del Estado. La Movilización/concentración en el ámbito público representó el 55,3%, el paro sin movilización el 67,6% y el estado de alerta y movilización el 75%.

En lo que refiere al sector privado, la metodología de protesta mayormente utilizada han sido los cortes de calle y/o bloqueos a los establecimientos productivos (75%), seguidas por movilizaciones y concentraciones (44,7%) y paro sin movilización (32,4%).


e. Distribución geográfica de los conflictos laborales

La mayor cantidad de conflictos labores se produjeron en la provincia de Buenos Aires, donde se registra el 21% del total. A esta provincia le siguen la Ciudad autónoma de Buenos Aires, con el 12,5%. Cómo se observa en el gráfico Nº 9 que mostramos a continuación se destacan la gran cantidad de hechos de conflictos laborales en las provincias, de Neuquén, Santa Cruz, Chubut y Río Negro, las cuales representan en total el 26, 1% de los conflictos, lo que demuestra el alto nivel de conflictividad en las provincias del sur, motorizadas por los trabajadores Estatales y los petroleros.

g9

En efecto, y para confirmar lo anterior, en el gráfico de conflictos por región geográfica, puede observarse el peso relativo de la Patagonia respecto del resto de las regiones, representando el 28% del total de los conflictos, mientras que en la región metropolitana de Buenos Aires se desarrollaron el 26% de los conflictos laborales, seguidos por la región centro donde se registraron el 20% de dichos conflictos 3 . En el Noroeste se desarrollaron el 11%, seguidos por la región Noreste y cuyo con el 8% y 7% respectivamente.


3 La región metropolitana de Buenos Aires abarca la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y los 24 partidos del gran Buenos Aires. La Región centro abarca las provincias de Córdoba, Santa Fé, Entre Ríos, y las ciudades del Interior de la provincia de Buenos Aires.

g10

Por último, cabe mencionar que se desarrollaron conflictos laborales que tuvieron expresiones de protesta en distintas localidades de manera simultánea o concatenada. Es decir, un mismo conflicto puede haber desencadenado acciones en 2 o más localidades simultáneamente, como es el caso por ejemplo de los paros con movilización de los docentes, o los cortes de ruta en distintas zonas por parte de los trabajadores petroleros. Del total de los 176 conflictos el 78% se desarrolló sólo en una localidad, y un no menor 22% se expresó en distintas localidades de manera simultánea o concatenada.

g11

El último gráfico de este apartado refleja que de los 39 conflictos que se desarrollaron en más de una localidad un 80% fueron protagonizados por los trabajadores del sector público.

g12


III. Resultados del relevamiento de conflictos sociales en el mes de agosto de 2016

a. Características Generales

Junto a los conflictos específicamente laborales que se dieron durante el mes de agosto, se manifestaron diferentes conflictos sociales donde las movilizaciones y concentraciones con cortes de rutas y/o calles tomaron un papel central. Las protestas de diferentes Organizaciones Sociales junto a Partidos Políticos de la izquierda (FIT y MST), comerciantes, jubilados, militantes de izquierda y kirchneristas, trabajadores, vecinos y familias (autoconvocados), pudieron plasmar con diferentes metodologías de acción sus descontentos ante la situación económica, política y social que experimenta el país desde la nueva gestión de gobierno. La crisis social en ascenso se manifiesta canalizada en estas protestas.

En el mes de agosto fueron identificados 246 conflictos entre laborales y sociales en todo el país. Los conflictos por cuestiones laborales alcanzaron un 71,6% (176 conflictos) y los conflictos sociales un 28,4% (70 conflictos).

cc6

Dentro del universo de conflictos sociales que se manifestaron durante el mes de agosto, se observa que la mayor concentración se alcanza en CABA (35,7%) y en menor medida (28,6%) en la zona Centro o Pampeana. El Gran Buenos Aires registra un 12,9% de acciones de protesta seguido por la región Patagónica con el 8,9% de registro de conflictos sociales. En iguales niveles se ubican el NOA y el NEA, ambos con un 7,1%. Por último la región de Cuyo expresa el 1,4% del total de conflictos sociales.

35

La provincia de Buenos Aires concentra la mayor cantidad de conflictos sociales (25,7%) al interior de la región Centro. La Provincia de Santa Fe registra un 11,4% de las protestas convirtiéndose en el tercer territorio de peso en relación a la conflictividad social. Por su parte, las provincias Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta y Santiago del Estero tienen una representatividad en la cantidad de conflictos que se ubica entre el 4,3% y el 2,9%. Más allá de las disparidades regionales, cabe indicar que en el conjunto del territorio argentino (a excepción de las provincias de La Rioja y La Pampa donde sólo se registran acciones de protesta aisladas por el “Ruidazo”, contabilizado como un solo conflicto en más de un lugar) se manifestó al menos un hecho de conflicto social, lo que da muestras de un nivel de conflictividad relevante para este mes.

c6

En relación a las acciones de protesta resultaron en un 80% de forma organizada, demostrando un alto índice de organización política y elaboración de estrategias de acción. Las convocatorias son llevadas a cabo mayoritariamente por Organizaciones Sociales (ATE, CTA, CTEP, CCC, Barrios de Pie, entre otras) El 20% restante que se manifiesta de manera espontánea son actores sociales autoconvocados, comerciantes, vecinos y familiares. Esta modalidad de acción se expresó más fuertemente en la CABA y en la provincia de Santa Fe.

c56

c5

 

b. Motivos de los Conflictos Sociales

Dentro del contexto de las políticas de ajuste que se vienen implementando a partir de Diciembre de 2015, toman fuerza los reclamos y protestas por la caída del ingreso y la pérdida de fuentes de trabajo. Los recortes o directamente la eliminación de los programas sociales junto a la falta de políticas públicas eficientes atacan directamente el poder adquisitivo de los sectores trabajadores de la economía informal y demás sectores populares subocupados que subsisten con changas y/o actividades a destajo, concentradas mayoritariamente dentro de la rama de los servicios, las cuales, dada la recesión económica, registran una fuerte caída. Este complejo escenario económico y social que se conjuga con el aumento de tarifas de los servicios públicos explica el 28,6% de los motivos de las acciones de protesta, donde se ubican, por ejemplo, los “Ruidazos” y la movilización de Organizaciones Sociales desde San Cayetano a Plaza de Mayo. En segundo lugar, y dado el índice de desocupación en alza (9,3% al segundo trimestre de 2016, según INDEC), la falta de fuentes de trabajo es el segundo motivo de la conflictividad social, alcanzando el 20%.

Los conflictos asociados a reclamos por justicia y DDHH y a la seguridad registraron proporciones relevantes, 14,3% y 12,9% respectivamente. Es importante destacar que los hechos de persecución política, criminalización de la protesta y diversos reclamos por cuestiones de género, tienen su eje en el reclamo por la liberación de Milagro Sala, el intento de encarcelamiento a Hebe de Bonafini (hecho acontecido concretamente durante agosto y que a su vez detonó la “Marcha de la Resistencia”) y el reclamo de Justicia por el caso Belén. También están presentes, aunque en menor medida, reclamos de justicia de familiares en casos de muerte por drogas. En cuanto a los reclamos por “inseguridad”, las acciones de protesta se encuentran fuertemente concentradas en la provincia de Santa Fe, respondiendo a la problemática del narcotráfico que se hace creciente en las ciudades de Rosario y Santa Fe. En relación a la falta de obras de infraestructura y deficiencia de los servicios públicos (cortes de suministro eléctrico, entre otros) las acciones de protesta representan el 10%. Los reclamos por alimentos están en relación directa con los recortes de programas sociales, este motivo registró un 7,1% de conflictos. La vivienda y el acceso a la tierra alcanzaron un 4,3% y un 2,9% respectivamente

c4

c35

cc56

c. Metodología de la protesta

La metodología más utilizada es el corte de ruta, calle o el acceso al establecimiento (38,6%), en segundo lugar se posiciona la concentración y/o movilización en un 34,3%. La olla popular como estrategia que expresa la falta de alimentos alcanzó el tercer lugar con un 14,3%, mientras que la toma de espacios públicos o privados y el ruidazo alcanzaron ambos el 5,7%.

17

Se observa que los cortes de ruta/calles y los bloqueos de establecimientos, toman fuerza la Patagonia respondiendo a los conflictos por falta de fuentes de trabajo pero fundamentalmente a los tarifazos por los servicios de gas y electricidad. Esta región ha sido la más afectada por estas medidas. El NOA alcanza relevancia en esta modalidad de protesta, representando conflictos por reclamos en materia de DDHH y en contra de las políticas de ajuste. En relación a las acciones de movilización y concentración la región del Centro ocupa gran protagonismo, seguida de la CABA, y las ollas populares se ponen en práctica con mayor preponderancia en el GBA.

343

d. Actores Sociales

Las Organizaciones Sociales tienen un rol protagónico en la convocatoria de las acciones de protesta y componen el 45,7% del total de los actores involucrados en estas acciones. Los conflictos encabezados por Multisectoriales, asimismo, representan el 8,6% de las acciones. Es decir, entre las organizaciones sociales y las multisectoriales se motorizaron mas de la mitad de los conflictos. Una proporción importante la conforman vecinos y familiares (24,3%), participantes particularmente en los “ruidazos/cacerolazos” por el aumento de las tarifas de los servicios públicos del gas y la electricidad, y en reclamos por Justicia ante hechos particulares.

Los sindicatos que intervienen representan un 5,7%. Comerciantes, pueblos originarios, trabajadores autoconvocados y pequeños productores agrícolas, componen cada uno de ellos como actores sociales intervinientes en los conflictos, un 2,9%. Por último en un 1,4% están representados los jubilados y pensionados, militantes Kirchneristas y organizaciones de DDHH.

54

Las organizaciones como CTA, ATE, Gremiales Docentes, Asociaciones de la Salud, Partidos de Izquierda y militantes de diferentes extracciones políticas protestaron mayoritariamente contra las políticas económicas de ajuste, al igual que los Sindicatos organizados fuera de la CGT. Los reclamos por Seguridad fueron manifestados más fuertemente por vecinos y familiares autoconvocados de diferentes extractos sociales. Las Organizaciones Sociales (CTEP, MTD, FPDS, Barrios de Pie, Polo Obrero, Lucha y Trabajo) centran sus reclamos en la falta creciente de trabajo.

121

La represión a los conflictos sociales que fue visibilizada a través de los distintos medios de comunicación no tuvo un alcance cuantitativo significativo pero sí fue paradigmática en los conflictos donde se ejerció. Entre los hechos más importantes se encuentra la represión contra la protesta de los jubilados y pensionados en reclamo por el escaso aumento de sus haberes (corte del Puente Pueyrredón) y en el corte realizado por los trabajadores desocupados de la CTD Aníbal Verón en la autopista Bs As-La plata, en reclamo de reapertura del programa Argentina Trabaja. De la misma manera la represión sufrida por los quinteros de la ciudad de La Plata por la toma de tierras para producir alimentos, adquirió niveles significativos por la brutalidad con que fue ejercida.

19

III. Conclusiones

Más conflictos laborales en el sector público: la previa de la Marcha federal

A partir de los datos relevados se constata un importante crecimiento en la cantidad de conflictos laborales en el mes de agosto respecto a julio.

Dicho crecimiento, de orden del 77% respecto al mes anterior, estuvo impulsado sobre todo por la actividad sindical que desplegaron en todo el país los trabajadores del Estado, en sus tres jurisdicciones administrativas: el gobierno local, provincial y nacional.

Casi el 75% de los motivos de protesta en el sector público estuvo relacionado con reapertura de paritarias y cuestión salarial en general, seguidos en 10,7% por condiciones de trabajo y 9,7% por conflictos por despidos.

Al interior de los reclamos salariales, aproximadamente el 80% son exigencias de reapertura de paritaria, y sólo el 15% atraso en el pago de salarios. (4)

En la metodología de protesta fue predominante el paro, con y sin movilización, que representó el 65% de los conflictos. Luego, la movilización representó el 21%. (5)

El mes comenzó con huelgas docentes, por reclamo de apertura de paritarias en seis provincias a saber: Buenos Aires, Jujuy, Misiones, Tierra del Fuego, Chaco y Santa Cruz. Los gremios docentes reclamaron reapertura de paritarias ya que los salarios quedaron muy por debajo de la inflación.4 A este primer gran conflicto de los gremios de la Educación Pública, se sucedió el paro nacional con movilización a Plaza de Mayo, convocado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y por la CTA autónoma, para el día 11.5


(4) Salvo en Santa Cruz, que los gremios pararon por 24hs, en el resto de las provincias el paro fue de 48hs. La huelga fue impulsada en la provincia de Buenos Aires por la Unión de Docentes de Buenos Aires (Udocba), en Jujuy por los Asociación de Educadores Provinciales (Adep) y Centro de Docentes de Enseñanza Media y Superior (CEDEMS), en Misiones por El Movimiento Pedagógico de Liberación (MPL), y la Unión de Trabajadores de la Educación de Misiones UTEM, en Tierra del Fuego por Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF), en Chaco por Asociación trabajadores de la educación Chaco (ATECH), Asociación Chaqueña de Bibliotecarios (ACHABI), Asociación del Magisterio y enseñanza técnica (AMET), Frente Independiente de Unidad docente de Resistencia (FIUD), y la Unión de docentes argentinos (UDA), por último en Santa Cruz por la Asociación de Docentes de Santa Cruz (ADOSAC). (5) A las medidas de fuerza se adhirieron los gremios docentes (SUTEBA, FEB, SADOP, UDA y AMET), la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), y la Asociación de Judiciales Bonaerenses, todos de la provincia de Buenos Aires. Además de la marcha en la Ciudad de Buenos Aires, se realizaron movilizaciones en las ciudades de Córdoba, Tucumán, Viedma, Bariloche, Cipolleti, Paraná, Rosario, y Mendoza. La medida de fuerza constituyó una jornada nacional de lucha por reapertura de paritarias, aumento salarial, el cese de los despidos, contra el tarifazo y la criminalización de la protesta social. Además se plegaron a la movilización, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie, y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

El día 24 de agosto los trabajadores de la Educación de todos los niveles efectuaron un nuevo paro nacional de 24 horas, en reclamo de apertura de paritarias. La huelga fue realizada por CTERA (docentes estatales), SADOP (privados), UDA, CEA, AMET (escuelas técnicas) y los gremios universitarios CONADU, CONADU histórica y FEDUM.

A nivel de conflicto provincial no podemos dejar de señalar la jornada de paro y cortes de ruta realizados por los trabajadores estatales de Neuquén en reclamo de reapertura de paritarias, el día 2 de agosto. El paro por 24 horas fue convocado por ATE y la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN).(6)

 Por su parte, los trabajadores municipales realizaron paros con movilización por apertura de paritarias en 8 municipios: Mar del Plata, Coronel Suárez y Junín (Buenos Aires), Concepción del Uruguay (Entre Ríos), Caleta Olivia y Río Turbio (Santa Cruz), Posadas (Misiones) y las Lajitas (Salta). En el municipio de Río Cuarto los trabajadores para reclamar por los despidos de 200 trabajadores, decidido por el intendente.

Parte de estos conflictos expuestos explican el crecimiento de los conflictos laborales del mes agosto, respecto al mes anterior, que en el caso del ámbito público representó una evolución de 212%, los cuales expresan sobre todo el reclamo por apertura de paritarias y contra el ajuste.

Este nivel de conflictividad, con mayor participación de gremios ligados a la Central de Trabajadores Argentinos y ATE, sin duda abonó el terreno para la preparación, organización y realización de la Marcha Federal, que comenzó con actos masivos el día 31 de agosto en las ciudades de Bariloche, Posadas, San Salvador de Jujuy, y Mendoza, y culminó con una movilización multitudinaria en Plaza de Mayo, con participación de las CTA autónoma y de los trabajadores, gremios de la CGT y otras organizaciones social (Comercio de capital, Dragado y Balizamiento, la Unión del Personal Superior de Empresas Aerocomerciales, los Trabajadores de la Manufactura del Cuero y afines y los Trabajadores del Peaje, Bancarios, Uocra), organizaciones sociales (Cámpora, Movimiento Evita, Kolina, Unidos y Organizados, Miles, Martín Fierro) y organismos de derechos humanos (Madres y Abuelas de Plaza de Mayo


Conflictos laborales del sector privado: más presión sobre despidos y suspensiones

1- Petroleros: la empresa San Antonio, con sede en Caleta Olivia, envió el tercer día de agosto telegramas de suspensiones sin goce de sueldo a 40 trabajadores violando una resolución del Ministerio de trabajo, que en la última semana de Julio, ante una presentación del gremio petrolero de Santa Cruz había dejado sin efecto la medida de cesantía. Las suspensiones motivaron la reacción inmediata de los trabajadores quienes se concentraron en las oficinas administrativas de la empresa y simultáneamente otros grupos bloqueaban las bases operativas en Cañadón Seco y Las Heras.

2- Edesur: la empresa despidió personal a pesar de haber sido beneficiada con el tarifazo en curso, e incumpliendo también con un acta firmada en el año 2013 en la que se establece que toda empresa contratista que utiliza subcontratación debe pasar a planta fija a los trabajadores subcontratados. Dicho acuerdo se cumplió hasta la asunción del nuevo gobierno, donde en esta oportunidad se despidieron a 17 trabajadores, avanzando también con el despido de 182 trabajadores del call center.

3- La Anónima: el supermercado que pertenece a la familia del Secretario de Comercio, despidió a 130 trabajadores de seguridad que no son parte del sindicato de comercio porque están tercerizados. El conflicto lo encabeza la Unión del Personal de Seguridad y Afines de la Patagonia (UPSAP), quienes han denunciado que La Anónima indica que el personal pertenece a Securitas, por lo que no abre el diálogo. Esta situación detonó reclamos en las puertas de los supermercados de la cadena en Bariloche y El Bolsón. Los despidos de personal tercerizado se han reactivado en la actualidad.

4- La construcción: el parate de la obra pública trajo aparejado conflictos en la Patagonia. Uno de dichos conflictos se generó en la localidad de Las Lajas, cuando trabajadores de la construcción cortaron la ruta 40 en reclamo de la reactivación de las obras de la base espacial China que se estaba construyendo en Quintuco. Una segunda protesta, con corte de ruta de trabajadores de la construcción se registró en la Localidad de General Río Negro, ante la paralización de la obra pública que, sólo en Roca dejó sin empleo a alrededor 1000 trabajadores. “La mayoría hace changas o están trabajando en obras privadas pero de forma informal”, explicó Leonardo Pridebailo, uno de los referentes en la protesta.

5- La Serenísima: La CGT regional Lomas de Zamora realizó una huelga el día 11 de agosto por el despido injustificado del trabajador Federico Correa quién se desempeñaba en el sector de logística de la empresa, y que al enterarse de su despido se encadenó en uno de los portones de ingreso de la planta que la empresa tiene en el Partido de Almirante Brown. El secretario gremial de la CGT, Lomas de Zamora señaló: “La CGT Regional ha decidido tomar una medida de fuerza a causa de todos los despidos que se vienen sucediendo. Estamos en estado de alerta constante y junto a los trabajadores más que nunca”.

 

Conflictos laborales del sector privado: continúa el ajuste de los salarios

1- Camiones: el día 19 de agosto 400 trabajadores de la empresa Scania, paralizaron la producción de la planta en Tucumán, en repudio a la mensualización de los jornales, una maniobra que altera el cronograma de pagos de los jornales establecidos por convenio. La patronal debió convocar a la comisión interna para solicitar un compás de espera hasta el mes de septiembre.

2- “Ingenio” El Tabacal: Luego de un paro de 75 días, el 25 de agosto, día en que en el Ministerio de Trabajo sede Orán deberían reanudar las negociaciones el sector obrero y empresario, estalló el malestar gremial reclamando la presencia del CEO de la compañía y los altos ejecutivos, quienes enviaron a sus representantes. Al mismo tiempo los trabajadores en señal de protesta cortaron el acceso a Orán y fueron reprimidos por la policía provincial, la cual no se privó de usar balas de plomo para atacar a los trabajadores lo que ocasionó al menos 30 trabajadores heridos. Los trabajadores del Tabacal reclamaban un aumento de salarios y se oponían al “cuarto turno”, a partir del cual se pretende obligar a los trabajadores a un día más de descanso sin goce de sueldos.

3- Lo miran por TV: en el marco de la conciliación obligatoria dictada por el ministerio de trabajo, que dejó en suspenso la huelga Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC), organización sindical que reclamaba el 42% de aumento paritario, los trabajadores concentraron simultáneamente en Capital Federal, en las puertas de las empresas Cablevisión, DirecTV y Antina, y en gran Buenos Aires frente a las instalaciones de Telecentro.

4- “Libertad de prensa”: El 12 de agosto, los periodistas nucleados en la Asociación de Prensa de Santa Fé (APSF) realizaron un paro de 24 horas ante la negativa patronal (las empresas de medios) de otorgar una recomposición salarial acorde al aumento de la inflación. “Las empresas ofertaron un 27% de aumento, mientras que el gremio reclamaba un 40%. Desde el gremio manifestaron: La cifra representa a todas luces un claro intento de disminuir nuestros salarios ante la incontenible inflación que venimos sufriendo en estos últimos meses los trabajadores, la que, tal como informan los mismos medios que ahora ofrecen este magro aumento, ya supera holgadamente el 40%”.

5- Sin gas: los trabajadores de Gasnor, distribuidora el gas en Santiago del Estero, Salta, Tucumán y Jujuy, realizaron un paro por 72 horas tras la propuesta de recomposición salarial insuficiente por parte de la empresa, desde el sindicato señalaron: este lunes la empresa hizo una propuesta que fue insuficiente y fue rechazada por el sindicato, ya que nos ofrecieron un 27% en pauta anual, cuando estamos pidiendo una mejora salarial ya que quedamos desfasados con el resto de las industrias”.


Conflictividad laboral en el sector privado: el foco puesto en la industria

Respecto de los conflictos de los trabajadores con empresas del sector privado, el relevamiento durante el mes de agosto mostró que los conflictos se incrementaron un 10% respecto al mes anterior.

Tal como se observó en el mes anterior, las dos causas centrales de conflictividad laboral respondieron a despidos y suspensiones (cerca del 40%) y reclamos salariales (34%), en este orden.

Al observar las causas de los conflictos por despidos, vemos que el 32% de los conflictos se produjeron en el sector industrial, en empresas como Frigorífico Lobos de Cañuelas, y Frigorífico Arroyo de Bariloche, La Serenísima y Cervecería Santa Fe (dentro de la rama Alimentos y Bebidas); en Brighstar, Curvo Sold y Web en lo referido a la rama Maquinarias y Equipos; en Papelera Molarsa, en fabricación de Papel y Laboratorio Roux, en lo referido a productos químicos. Asimismo, el 28% de los conflictos por despidos fueron en el sector minero y energético en las empresas San Antonio Internacional, Baker Bolland, Baker Hughes, Edesur y Texley. Y el 17% de los conflictos por despidos se produjeron en empresas comerciales, como la cadena de hipermercados La Anónima, el supermercado Nini, Punto Farma, venta de electrodomésticos Lucaioli, y tarjeta La Red de Tierra del Fuego.

Por otro lado, al igual que lo experimentado durante el mes de julio, si bien la construcción registra una pronunciada caída de empleo, no fue relevado un número significativo de conflictos, alcanzando solo el 7% de los conflictos totales por despidos de todas las ramas de actividad.

En lo que refiere al reclamo de salarial en el sector privado, el 80% de produjo en el sector industrial (40% de los conflictos laborales) y de servicios (40%). Algunas de las empresas industriales donde los trabajadores realizaron acciones directas fueron Plásticos La Rioja, Alba, Fate, Pirelli y Firestone, Scania, Davitel, Cablevisión y Directv, Sofftek e Ingenio el Tabacal, este último con un conflicto de 75 días y cuyos trabajadores fueron por la policía provincial de Salta con balas de plomo, ocasionando al menos 30 heridos

Dentro de la que respecta a la cuestión salarial, los reclamos sobre readecuación salarial fueron aproximadamente el 50% de los casos, siendo a la vez el 40% de los casos por atraso en los pagos. Esta última razón refleja del mismo modo que en el mes de julio, las dificultades en la cadena de pagos de la actividad económica.

Al analizar la metodología de la protesta en el sector privado se observa que el 36% de los conflictos tuvieron el corte de ruta o la imposibilidad de acceso a la planta como modalidad distintiva reclamo, mientras que el 34% corresponde al paro (con o sin movilización). Finalmente, el 23,6% se explica por movilizaciones y concentraciones. 

En este contexto de creciente conflictividad en el mundo laboral, la actual CGT conducida por Daer, Schmid y Acuña refleja una central sindical preocupada por mantener la interlocución con el Gobierno, y centralizar el canal de dialogo. Tal como mencionó Julio Blanck en su columna de diario Clarín, se consolidó en la actual CGT la “estrategia de prudencia”, impulsada por una mesa chica integrada por los mismos que el 9 de mayo se reunieron con Macri y los empresarios (Cavalieri, West Ocampo, Lingeri, Barrionuevo, Martínez y Rodríguez y el triunvirato del Consejo Directivo) a la que se suma Pablo Moyano.

En ese escenario, sólo este último desentona llamando al conflicto, buscando asociarse con el sector de la Corriente Político Sindical Federal que se fue del congreso de la CGT con críticas a la tibieza de la conducción. En esta línea, debe interpretarse también la participación tanto de Pablo como de Facundo Moyano en la Marcha Federal, aunque motivados asimismo por las desavenencias macristas con Moyano en la AFA y en OCA.

En efecto, no resulta una sorpresa que a pesar de los constantes despidos y la caída del salario real, la unificación de la CGT no trajo aparejada la inmediata convocatoria a un paro, y que actualmente, a pesar de haber sido mencionado, continúa sin fecha definida. Cabe insistir en las características del triunvirato de la CGT, encabezado por gremios de servicios en un escenario de retroceso industrial. Los sectores más combativos, no sólo quedaron afuera de la conducción sino que se retiraron de la reunión de unificación exigiendo la convocatoria a un paro nacional.


La extensión de la conflictividad social

Los 70 conflictos sociales registrados durante el mes de agosto, de los cuales 11 tuvieron un alcance territorial que traspasa el ámbito local, dan cuenta de un índice de conflictividad social en ascenso.

Territorialmente los conflictos sociales se encuentran concentrados en los centros de toma de decisiones políticas a nivel nacional (fundamentalmente Casa Rosada y Ministerio de Trabajo) y provincial, en menor medida, el reclamo se canaliza hacia los municipios, en pedido de alimentos y obras de infraestructura en relación a los servicios públicos. La insistencia mediante las diferentes modalidades de protesta de las Organizaciones Sociales ante la caída del ingreso por la falta de fuentes de trabajo y el aumento de precios, son el motivo más relevante. La CTA y ATE encabezan durante el mes de agosto la mayor parte de las protestas junto a la CTEP y Barrios de Pie. El Frente de Izquierda de los Trabajadores estuvo presente acompañando las acciones contra la política económica del actual gobierno.

Revisando los hechos de conflictividad social más significativos en el mes, en relación al “Ruidazo”, el mismo se dio a través de dos fuertes concentraciones a nivel nacional,a primera el 14 de julio pasado y la segunda el 4 de agosto(8) . Por otro lado, la enorme movilización (se estiman unas 150.000 personas) desde la basílica de San Cayetano hacia la Plaza de Mayo ocurrida el 7 de agosto bajo las consignas “Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo” llevada a cabo por la CTEP, Barrios de Pie, el CCC, el Movimiento Evita, ATE, CTA y la Alameda, buscó visibilizar la grave situación que atraviesan los sectores populares. (9)

En este marco de alta conflictividad del sector asalariado, extendida en todo el territorio nacional, debemos incluir también, las sendas protestas que realizaron los productores tamberos en la localidad de Rafaela en Santa Fe y los productores de fruta del alto valle de Río Negro en Plaza de Mayo los días 2 y 23 de agosto respectivamente. La modalidad de protesta consistió en el reparto gratuito de leche y frutas a la población, que se acercó masivamente a los puntos de la protesta.

Asistimos, asimismo, a la persecución política y judicial hacia la organización de Madres de Plaza de Mayo representada en la figura de Hebe de Bonafini. Por otro lado, las Madres de Plaza de Mayo fueron convocantes de la nueva marcha de la resistencia por reclamo de fuentes de trabajo y contra las políticas de ajuste, con concentración en la Plaza de Mayo. De la misma manera, la movilización a nivel nacional que se llevó a cabo el 11 de agosto en reclamo de la liberación de Belén, extendió su convocatoria a las ciudades de Mendoza, Mar del Plata, Rosario, Paraná, San Miguel de Tucumán, y en gran parte del AMBA. 8 El alcance territorial de esta última acción de protesta.


(8) El alcance territorial de esta última acción de protesta es significativo abarcando una ciudad capital y/o localidad al menos, de todas las provincias del país, formando parte de la proporción de conflictos sociales que se manifiestan en más de un lugar (extensión geográfica del conflicto). La región de la Patagonia toma un peso relevante en la participación de esta protesta. Son protagonistas Resistencia, Posadas, Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn, Trelew, Neuquén, Bariloche, Viedma, Cipolletti, Concordia, Paraná, Córdoba, Río Cuarto, Los Toldos, Zárate, Chivilcoy, San Salvador de Jujuy, Tres Lomas, Saladillo, La Plata, el partido de la costa, la totalidad del AMBA, entre otras. En la CABA durante todo el mes de agosto el Ruidazo se convierte a su vez en la modalidad de protesta de vecinos de los barrios de Almagro, Boedo, Caballito, Villa Crespo ante la falta de suministro de energía eléctrica y los comerciantes de algunos barrios, entre ellos Boedo y Villa Crespo, lo han tomado como modalidad de protesta ante la situación de cierre de sus comercios debido a la suba de las tarifas.(9) En todo el país ese mismo día se organizaron ollas populares en contra de la política de ajuste llevada adelante por el gobierno. Las protestas se concentraron en San Juan, Santa Fe, Buenos Aires, Chubut y Neuquén. De la misma manera Sindicatos llamados “combativos” junto a Organizaciones Sociales, ATE y CTA convocaron a una movilización el día 9 de Agosto en la CABA contra los ajustes y la caída del ingreso de los trabajadores, logrando una importante convocatoria y efectividad de la protesta.

Comments are closed.