Análisis sobre la evolución del empleo durante la gestión de Cambiemos. Los cambios en la medición del SIPA

macri

A continuación se realiza un análisis de los datos disponibles en el Sistema Integrado Previsional Argentino –SIPA- publicado por la actual gestión en el Ministerio de Trabajo de Nación, confrontándose estos con los datos también publicados por dicho Ministerio, y basados asimismo en el SIPA, durante la gestión anterior. Se observa que se produjo una modificación en la serie presentada para la estimación de la evolución del empleo, siendo que se contabilizaban puestos de trabajo y el cambio supone considerar trabajadores, lo que resulta en una subestimación de la destrucción de puestos de trabajo desde diciembre último. En el primer apartado se presentan los números del SIPA y, en el segundo, se reafirman las conclusiones del apartado anterior con una estimación vía regresión lineal de la relación entre puestos de trabajo y trabajadores. En el tercer apartado se refuerzan los datos del relevamiento de CEPA a partir de la información disponible en la Superintendencia de Riesgos de Trabajo, y en el cuarto apartado se corrobora el significativo cambio de tendencia en términos de empleo desde el mes de diciembre, validado por la propia serie de datos publicada desde la gestión actual del Ministerio de Trabajo.

I. Datos de SIPA: de contabilizar puestos de trabajo, a cantidad de trabajadores

El macrismo ha modificado la forma de calcular el empleo que se obtiene del Sistema Integrado y Previsional Argentino –SIPA-una de las estadísticas más confiables dado que permite evaluar la evolución del universo de trabajadores registrados y sus remuneraciones. Esta modificación impacta de lleno en los cálculos sobre empleo y desempleo, dado que el cálculo por persona naturalmente arroja un número menorde destrucción de empleo que la estimación anterior realizada en base a la cantidad de puestos de trabajo registrados: una persona puede tener más un puesto de trabajo, o en otros términos, la destrucción de un puesto de trabajo puede no significar necesariamente que esa persona quede desocupada. Vale mencionar que el SIPA no incluye trabajadores autónomos, monotributistas, trabajo doméstico, informales y de otros regímenes.

Tal como indica el informe “Situación y evolución del trabajo asalariado en el sector privado” con información a marzo de 2016 elaborado por el Ministerio de Trabajo, “en esta publicación se considera como unidad de análisis al trabajador y no al puesto de trabajo, lo que significa que se cuantifica el número de trabajadores asalariados registrados, independientemente de la cantidad de puestos que ocupe cada uno de ellos”. Considera entonces Trabajo Registrado al “a toda persona (identificada a través de un CUIL) que ocupa al menos un puesto de trabajo declarado en el sistema de la seguridad social. De este modo, se conceptualiza al “Trabajo Registrado” como el “conjunto de trabajadores que cuentan con los beneficios del sistema de la seguridad social previstos en las normas laborales”. A diferencia de este criterio, hasta el 10 de diciembre el método de cálculo consistía en considerar la sumatoria de puestos de trabajo.

Estos nuevos guarismos fueron difundidos en la prensa como prueba de la ausencia de destrucción de empleo: “De acuerdo con el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), en el primer trimestre del año sólo hubo 4.185 despidos (esa es la cantidad de los CUIL que fueron dados de baja). Más específicamente, en diciembre había 6.240.133 trabajadores privados registrados. En marzo, última cifra oficial disponible, hubo 6.235.948. Se trata de una caída del empleo de 0,07 por ciento. A eso hay que sumarle los cerca de 11.000 despidos en la administración central (mientras hubo desvinculaciones también hubo altas de funcionarios)”, indicó el diario La Nación el 4 de junio de 2016 (1)

Los números del SIPA

Si se comparan los 6.587.859 de puestos de trabajo (2) que informa el SIPA del último trimestre 2015 -sin estacionalidad-, con el dato que se publica en la Tabla 4 del Informe de Situación y Evolución del Trabajo Asalariado en el Sector Privado publicado por la gestión macrista en el pasado mes de marzo, donde se constatan 6.520.328 puestos de trabajo para el mes de marzo de 2016, la diferencia resulta en 67.531 puestos de trabajo menos. Incluso si la comparación fuera contra la serie estacionalizada la diferencia sería aún elevada, de 53.298 puestos de trabajo menos.

Estos números se ubican en línea con lo relevado con el informe de CEPA al 30 de marzo de 2016 respecto del empleo privado asalariado –rubro compatible con la categoría cubierta por SIPA-. Allí se computa la destrucción del empleo privado en 76.627 puestos de trabajo (más 3.819 suspensiones).

La diferencia entre ambos datos (de 9.096 puestos de trabajo) presumiblemente corresponda a la contabilización en el informe CEPA de una significativa destrucción de empleo en la construcción, que tiene carácter informal y por ende no se refleja en el SIPA. En este sentido, los datos de SIPA del reciente informe del mes de marzo indican que la destrucción del trabajo en la construcción representa 47.374 trabajadores menos respecto de noviembre. Seguidamente, el informe de CEPA consigna una pérdida de empleo en dicha actividad de 57.825 puestos. Considerando la escasa duplicidad de puestos de trabajo registrado que se produce en dicha actividad, se puede inferir que la diferencia de más de 10.000 casos respecto de fines de noviembre –ya que el dato SIPA del informe es en cantidad de trabajadores y el de CEPA es en puestos de trabajo- se deban a casos de informalidad laboral de la construcción.


(1) Link a la nota: http://www.lanacion.com.ar/1905638-segun-una-consultora-ya-hubo-mas-de-150000-despidos
(2) El informe mencionado indica 6.523.656 puestos de trabajo para diciembre de 2015. Como el promedio trimestral es de 6.587.859 puestos, los mesesoctubre y sobre todo noviembre (tal como lo indica la evolución por trabajadores) resultarían más elevados incluso que el mismo promedio trimestral. Por lo tanto, la comparación de la cantidad de puestos de trabajo privados registrados de marzo con el último trimestre 2015 es de esperar que subestime la diferencia de destrucción de puestos. La imposibilidad de contar con el dato de puestos de trabajo a Noviembre de 2015 hace necesaria esta base de comparación.

En definitiva, comparando los datos, los 67.531 casos que se observan en el cálculo de SIPA por puestos de trabajo junto con los más de 10.000casos de la construcción (con la salvedad de estimación de cada caso como trabajadores o puestos de trabajo mencionada anteriormente) resultan en 77.531 casos. Como se indicó con anterioridad, el CEPA, al 31 de marzo, relevó 76.627 casos. (3)


(3) En la misma página web del MTEySS puede encontrarse el Boletín de Estadísticas Laborales de Ministerio de Trabajo – aportantes según régimen previsional, con información de AFIP- donde se constata que en diciembre de 2014 había 7.308.291 puestos de trabajo y en diciembre de 2015 eran 7.416.983 puestos. Dicha relación resulta en 1,487% de variación, mucho más cercana a la variación de SIPA según puestos de trabajo entre el 4to trimestre de 2014 y el 4to trimestre de 2015, que crecieron un 1,958%, y no respecto de la variación de cantidad de trabajadores, que para el mismo periodo muestra un aumento de solo el 0,516%. En efecto, la tasa de crecimiento de los trabajadores es sustancialmente menor a la de puestos de trabajo, siendo que cada puesto de trabajo es ocupado por, al menos, un trabajador registrado.

 

II. Datos de SIPA: otras formas de constatar las diferencias

En la siguiente comparación pueden notarse las diferencias (Cuadro 1).

CUADRO 1 – Comparación datos SIPA – I/2011 a 4/2015

Sin título

(4) Corresponde a la información de Empleo asalariado privado registrado por sector de actividad. Por puestos de trabajo                       (5) Subsecretaría de Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales – SITUACIÓN Y EVOLUCIÓN DEL TRABAJO ASALARIADO EN EL SECTOR PRIVADO – Datos a marzo de 2016. Por cantidad de trabajadores

 

Según esta información, la relación histórica entre ambos datos (el que computa según cantidad de trabajadores, y el otro que contabiliza puestos de trabajo)presenta una media geométrica de 0,9636503.

En efecto, considerando que el reciente informe de SIPA publicado durante la gestión de Cambiemos, al mes de marzo, refleja que para el primer trimestre hay 6.243.454 trabajadores en el sector privado registrado, la aplicación del guarismo mencionado (0,9636503) a este valor resulta en 6.478.962 puestos de trabajo. Con ese dato, la diferencia de la comparación entre el cuarto trimestre de 2015 y el primer trimestre de 2016 resultaría en 94.664 puestos de trabajo menos (de 6.573.626 a 6.478.962).

A la vez, existe una relación relativamente intensa entre ambas variables. La regresión para el periodo reporta un r2 de 0,69550705 y donde es posible inferir el valor del SIPA publicado previo a la gestión macrista a través de la función f(x)=-1.635.902 + 1,30296041x. El resultado en este caso es de 6.499.070, que en relación al valor del primer trimestre de 2016 implica una diferencia de 74.556 puestos de trabajo.

Como puede notarse, cualquiera de las cifras indicadas anteriormente reafirma el registro de CEPA.

Es oportuno considerar asimismo:

  •  Que en el período comprendido entre noviembre y marzo la destrucción de empleo es notable. A partir de los propios datos aportados por el SIPA publicado por Cambiemos, es decir contabilizando la pérdida de empleo por trabajador, la diferencia continua siendo significativa -y sustancialmente mayor a la de la comparación con diciembre-: 26.253 casos.
  •  Que el relevamiento realizadopor CEPA considera reincorporaciones pero sólo sobre los despidos relevados, por lo que no incluye la posible creación de nuevos puestos de trabajo.

III. Datos de Superintendencia de Riesgos del Trabajo: otra diferencia.

Los datos de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo del Ministerio de Trabajo en su última publicación al mes de marzo de 2016, reflejan que un total de 92.796 y 108.944 trabajadores menos registrados por las aseguradoras de riesgo de trabajo, considerando el tramo diciembre de 2015 – marzo de 2016 y diciembre de 2015 – febrero de 2016 respectivamente. Esta cifra se ubica en línea con el Informe CEPA sobre despidos y suspensiones que arrojó un total de 137.723 despidos y 3.819 suspendidos al 31 de marzo de 2016.

GRÁFICO 1 – Evolución de los trabajadores cubiertos por ART – 02/2015 a 03/2016

Sin título

Lo central es que las empresas que han protagonizado la mayor cantidad de despidos tienen más de 5.000 trabajadores y la variación laboral en este rubro refleja una disminución de 78.857 puestos de trabajo (6). En el gráfico a continuación se visualiza la variación en cantidad de trabajadores entre diciembre de 2015 y marzo de 2016, según el tamaño del empleador.


(6) Cabe señalar que esta disminución en los registros de las aseguradoras de riesgos de trabajo puede significar tanto la pérdida del puesto laboral como el no registro del mismo.

Sin título

Sin título

Otro dato relevante de dicho informe resulta de analizar la cantidad de empresas que declaran empleados y pagan ART. Tal como se observa en el grafico siguiente, desde diciembre en adelante todos los meses se redujo la cantidad de empleadores, representando entre diciembre y marzo último, 2.708 casos menos.

Sin título

IV. Tasa de crecimiento del empleo

Es asimismo interesante observar la evolución de la tasa de crecimiento del empleo de acuerdo a la serie publicada en marzo de 2016 por la nueva gestión de Cambiemos. Incluso considerando esos datos, se observa el cambio de tendencia desde el inicio de la gestión macrista.

El empleo, como se visualiza en el gráfico siguiente, crece durante los cuatro trimestres del año 2015 (con variantes en la tasa de crecimiento, pero siempre es positiva), y en el primer trimestre de 2016 se evidencia una caída de 0,16%. Tal como se mencionó, desde el mes de noviembre de 2015 la caída representa 30.000 trabajadores registrados del sector privado menos.

Por otro lado, cabe señalar que el grafico desmiente –con datos oficiales- la afirmación sobre la no generación de empleo en los últimos cuatro años.

Sin título

Por otro lado, en el siguiente gráfico se presenta la evolución de la cantidad de trabajadores, en el periodo 1° t 2011- 1° trim 2016. Lo que se observa es un claro cambio de tendencia desde el último cuatrimestre de 2015.

Sin título


 

Por Hernán Letcher y Julia Strada


 

 

Comments are closed.