La devaluación del Banco de la Sociedad Rural

soja

cuadro1

Ayer 5 de enero no devaluó el BCRA (Banco Central de la República Argentina). El que lo hizo fue el BSRA: Banco de la Sociedad Rural Argentina. Efectivamente, el día anterior, 4 de enero, el gobierno de Macri reclamaba a los productores de soja que cumplan con el acuerdo de liquidación de la cosecha luego de la reducción en 5 puntos de las retenciones y de la devaluación del peso.

“…el gobierno macrista reclamó ayer [4 de enero] a los productores agropecuarios que vendan sus stocks de soja de la campaña 2014/15, unos 13 millones de toneladas valuadas en más de 4.000 millones de dólares. Ese dinero es el que necesita en el corto plazo el Banco Central para asegurar una salida no traumática del cepo cambiario en los próximos meses” (Clarín).

Hace más de una semana advertíamos que el precio del dólar a 13 pesos, del que los medios hegemónicos y Cambiemos se jactaban porque “estaba bajo” con el objetivo de minimizar la megadevaluación, no contentaba a los sectores exportadores, con quienes Macri asumió compromisos hace tiempo. No venderían en la medida en que se sostuvieran altas tasas de interés con el objetivo de contener la “huida hacia el dólar”.

La puja con la evolución de la tasa de interés significa una disputa abierta con las fracciones del sector financiero, que hacen un negocio fabuloso con el spread bancario (resultante de la diferencia entre la tasa para créditos o pasiva y para préstamos o activa).

Subir la tasa para contener el dólar, o bajar la tasa para que suba y el “campo” exporte, eran las opciones de política económica una semana atrás.

El complejo agroespeculador ganó la segunda pulseada: hoy el dólar vuelve a subir ¿o a sincerarse? para que fundamentalmente los productores de soja exporten.

¿Y los productores de trigo que, junto con las economías regionales, eran los mentados beneficiarios de estas decisiones? Sin medidas regulatorias sobre los abusos de los grandes “traders”, seguirán recibiendo menos de lo que deberían (lo que indica el precio “Fas teórico”), como señalan efectivamente Clarín y La Nación.

El problema, tanto con la soja como con el trigo, no es el precio del dólar, sino la concentración.

Hernan Letcher, Julia Strada. CEPA.

Comments are closed.