El ajuste no se toma vacaciones

0000201852

-INFORME ESPECIAL DICIEMBRE DE 2016-

Introducción

La caída del poder adquisitivo sumado al aumento de los precios de la canasta vacacional tendrá efectos sobre los ingresos del turismo, golpeando indefectiblemente las economías dependientes de dicha actividad.

Como resultado del incremento en los alquileres y de los precios de los alimentos, el gasto vacacional de las familias para el próximo verano sufrirá un sensible aumento. Para el primer caso, los aumentos de los servicios durante el año han incrementado los costos de mantenimiento de hoteles y departamentos, y se ven reflejados en la evolución de precios de alquileres para la actual temporada.

Para realizar el presente análisis se comparó los precios de los principales destinos turísticos con los salarios básicos de convenio de algunas ramas, para los años 2016 y 2017.

Costos de las vacaciones en la Temporada 2016/2017

Tomando como base la información bridada por el Colegio de Martilleros de Mar del Plata e información adicional es posible estimar los aumentos en alojamiento para la actual temporada.

c1

c2

En virtud de los datos mencionados, es posible estimar el costo de la canasta vacacional para una familia tipo en destino Mar del Plata, con un presupuesto austero y otro de ingreso medio.

C3

C4

Vacaciones y salarios para la Temporada 2016/2017

Para muchos trabajadores, los costos de las próximas vacaciones resultarán más dificultosos de afrontar que en años anteriores, dado que llegan a captar para esta temporada un 10% adicional de lo insumido para 2015/6.

C5

C6

C7

Tal como se observa en el cuadro precedente, la cantidad de sueldos destinados a las vacaciones según rama de actividad para Mar del Plata aumentó 10% aproximadamente, ya sea tomando la remuneración promedio de SIPA como las paritarias seleccionadas, pasando de representar 3,21 y 3,47 a 4,27 y 4,70 sueldos respectivamente para los presupuestos de vacaciones austeras o medias en las ramas seleccionadas, y 2,15 y 2,35 a 2,86 y 3,18 veces para los presupuestos de vacaciones austeras o medias respectivamente considerando las remuneraciones promedio de SIPA.

En el caso de Bariloche y Córdoba, el incremento es menor. Para Bariloche el aumento fue de entre 3,5 y 4,5% aproximadamente, ya sea tomando la remuneración promedio de SIPA como las paritarias seleccionadas, pasando de significar 1,90 a 1,97 sueldos para las ramas seleccionadas, y 1,27 a 1,33 veces para los presupuestos de vacaciones para el caso de las remuneraciones promedio de SIPA.

En el caso de Córdoba, se redujo levemente el peso del gasto vacacional sobre el sueldo promedio (de 1% aproximadamente). En este caso, fuentes del sector hotelero manifiestan que la tasa de ocupación promedio anual bajó del 80% en 2015 al 20% en 2016, al tiempo que se redujeron los márgenes de ganancia.

En suma, y como se observa en el cuadro a continuación, tanto considerando el promedio salarial de convenios seleccionados como el promedio de remuneraciones según SIPA-AFIP la cantidad de sueldos necesarios para costear las vacaciones se incrementa en entre 5,24% y 6,12%.

C8

Conclusiones: el ajuste no se toma vacaciones

Los costos de alojamiento para una estadía de 15 días en la ciudad de Mar del Plata superan el 41% de inflación interanual registrada hasta la fecha (IPC CABA). En efecto, el alquiler de un ambiente para una quincena registra un incremento de 57% y de dos ambientes de acerca al 75% con precios para el verano 2016/7, en comparación con el verano 2015/6, según lo publica el Colegio de Martilleros de Mar del Plata. Asimismo, el alquiler de sombrillas o carpas en la playa registra un incremento cercano al 50%. Los gastos en comida, por su parte, se condicen con los significativos aumentos en el rubro alimentos que se han ubicado en 2016/7 por encima de la media de los precios del IPC (legando en algunos rubros al 70% de incremento respecto de un año atrás).

Al estimar un presupuesto completo para una familia tipo (dos adultos y dos menores) para 15 días en Mar del Plata, el aumento según un “presupuesto austero” (con sólo 3 salidas al cine/teatro, cenas en restaurante sólo la mitad de la estadía – 7 días-, sin otros gastos de recreación para niños) aumenta 47,26% y significa un costo total de $45.776 para la quincena. Si el presupuesto es “medio” (incluyendo moderados gastos en recreación y cenas en restaurante los 15 días) se estima un costo de $61.980 la quincena para la familia tipo, lo que representa un incremento de 49,98% respecto del verano 2015/6.

Al efectuar un análisis comparado con los sueldos promedio de un trabajador formal y bajo convenio, se observa que, para vacacionar el Mar del Plata, en 2015/6 se necesitaban entre 3,2 y 4,3 sueldos para llevar a la familia de vacaciones por una quincena, mientras que para la temporada 2016/7 se necesitan entre 3,5 y 4,7 sueldos.

En definitiva, para muchos trabajadores, los costos de las próximas vacaciones resultarán más dificultosos de afrontar que en años anteriores, dado que llegan a captar para esta temporada hasta un 10% adicional de lo insumido para 2015/6.

Finalmente, si se observa el promedio salarial de convenios seleccionados y el promedio de remuneraciones según SIPA-AFIP la cantidad de sueldos necesarios para costear las vacaciones se incrementa en entre 5,24% y 6,12%.

Comments are closed.