El Astillero TANDANOR comenzó a fabricar aparatos de bombeo para la producción de petróleo en un desarrollo conjunto con YPF

Tandanor

El Astillero TANDANOR comenzó a fabricar aparatos de bombeo para la producción de petróleo en un desarrollo conjunto con YPF

El astillero estatal TANDANOR, perteneciente al Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR), comenzó la fabricación de aparatos de bombeo (AIB o “cigüeñas”) para la producción de petróleo convencional y no convencional. Este proyecto se enmarca en el plan de desarrollo de proveedores locales de AIB que YPF comenzó en abril de 2013 con un riguroso relevamiento y evaluación de distintas plantas con capacidad de producción en el país.

Finalmente, la semana pasada se realizó la entrega del primero de los tres prototipos, uno del tipo API-912 y otros dos API-640, que serán sometidos a pruebas durante tres meses en los yacimientos de YPF, siguiendo un riguroso protocolo de ensayo, para evaluar la confiabilidad de los mismos y poder comenzar con la producción seriada. Todos los prototipos contarán con controladores de pozo para poder monitorear los parámetros de funcionamiento en forma remota.

Con el objeto de constituir la línea de producción, TANDANOR realizó una inversión inicial de 10 millones de pesos capitalizados en ingenieros especializados en metalmecánica, software específico y equipamiento. El diseño y la estructura mecánica de los equipos son 100% nacionales mientras que la caja reductora proviene inicialmente de China hasta que se complete el desarrollo local de la misma.

Para CINAR-TANDANOR este proyecto significa diversificar y extender su oferta comercial hacia una de las actividades que cobró gran dinamismo en Argentina a partir de la nacionalización de YPF en 2012, la industria hidrocarburífera. Por su parte, YPF logra

ampliar el espectro de proveedores que acompañen el acelerado incremento de la actividad de perforación, a la vez que aporta al desarrollo de la industria nacional.

El astillero TANDANOR nació en 1879 bajo la denominación “Talleres Navales de Marina” destinados al mantenimiento de buques de la Armada. En el año 1971 se constituyó como S.A. con su nombre actual y con participación mayoritaria del Estado en el capital societario. Luego de 112 años de actividad estatal, el 1° de enero de 1992 la empresa fue privatizada pasando al grupo privado INDARSA con notorias irregularidades que desembocaron, en julio de 2006, en el procesamiento de ex funcionarios y empresarios. En 1999, el grupo INDARSA abandonó la producción e ingresó a un proceso de quiebra después de la venta fraudulenta de ocho hectáreas para un negocio inmobiliario.

En 2007, mediante Decreto Nro. 315/07, se resolvió la nulidad del proceso de licitación y del ulterior contrato celebrado para la privatización, tomando el Ministerio de Defensa la toma de posesión “inmediata” de los astilleros. Actualmente el paquete accionario se divide en 90% en manos del Estado (Ministerio de Defensa) y 10% en mano de los trabajadores.

Este importante hito de la industria nacional refleja la sinergia que se logra mediante la articulación de las distintas políticas estatales: Por un lado, de soberanía hidrocarburífera impulsadas por YPF y, por otro lado, de desarrollo industrial impulsadas, en este caso, por el Polo Industrial y Tecnológico para la Defensa.

Francisco Nercesian // Ingeniero Industrial – Centro de Economía Política Argentina (CEPA)

Comments are closed.