El dato de la mañana 10/11/15

inflac

10/11/15

Dólar, tarifas y subsidios: lo que viene

En Foco. Scioli promete no subir las tarifas y dejar el dólar debajo de $ 10 en enero. ¿Por cuánto tiempo?, es la gran duda. Macri y Scioli apuestan a contener la inflación. Y a paritarias que arranquen con una suba salarial semestral.


La estrategia de borrar la diferencias

La nota del diario Clarín de hoy tiene como eje una equiparación de los dos candidatos, Scioli y Macri, de cara al ballotage.

Aunque al comienzo cite declaraciones de Scioli: “Conmigo se van a garantizar los subsidios, que no aumente la boleta de luz, ni de gas, ni el transporte. El dólar va a estar abajo de 10 pesos en enero, sin ningún problema”, fuertemente contrastantes con lo anunciado por Macri (como levantar el cepo, devaluar fuertemente y recortar subsidios de gas y electricidad), la nota concluye que cualquiera sea el ajuste, “gradual o de un golpe”, aún así “sobrevuela un temor común a ambos bandos: se llama inflación”.

Sólo considerando dos medidas ya anunciadas por Macri, como el dólar a 16 pesos y la eliminación de las retenciones (Rogelio Frigerio: las retenciones a la soja “deberían ser cero”), puede realizarse el siguiente cálculo:

Ganancias con la devaluación. Si se considera un stock de granos de soja en silobolsas entre 8.000 millones y 10.000 millones de dólares, sólo con una devaluación del 60% ganarían de manera adicional entre 45.000 millones pesos (de exportar 8000 millones de dólares de soja) y 64 mil millones de pesos (de exportar 10000 millones de dólares de soja).

Ganancias con la devaluación y eliminación de retenciones. Si además se elimina el 35% de retenciones a la soja y se adiciona una devaluación del 60%, de exportar 8.000 millones de dólares la ganancia adicional de los exportadores sería de 78.160 millones de pesos y de exportar 10.000 millones de dólares la ganancia extra resultaría en 97.700 millones de pesos.

En definitiva, si el stock hoy guardado en silobolsas de 10.000 millones de dólares hoy vale 62.300 millones de pesos (al dólar soja actual de 6,23 pesos), con ambas medidas triplicarían su capital obteniendo en total 160.000 millones de pesos. El resultado es más concentración para los que más tienen, e incluso menores ingresos para las provincias, dado que el fondo sojero significó en 2014 la distribución de 14.704,45 millones de pesos.

Diferencias.

Medidas económicas

Daniel Scioli

Mauricio Macri

Tipo de cambio

Dólar a $10. Sigue la administración cambiaria. Dólar a $16. Devaluación del 60%

Inflación y salario real

Moderada corrección cambiaria, sin modificación las tarifas de servicios públicos. Sostenimiento negociación paritaria. Shock megadevaluatorio y shock inflacionario. Sin precisiones sobre paritarias. Melconian: “ya no se pueden subir más los sueldos ni las jubilaciones”.

Subsidios

Mantenimiento de subsidios de luz y gas Eliminación de subsidios a las “capas de mayores ingresos”. Aumento de tarifas (sin precisión de porcentaje)

Ingreso de dólares

Acuerdo (a través de swap) con socios comerciales, como Brasil y China (20 mil millones de dólares) Dólares financieros, de valorización de corto plazo. Argentina como plaza financiera. Endeudamiento con organismos del exterior (Macri no precisó montos ni detalló acuerdos).

Si bien las diferencias entre ambos candidatos son evidentemente constatables, tanto la estrategia de campaña de Macri como la línea editorial de Clarín tienen la finalidad de difuminarlas. El objetivo no sólo es eludir las preocupantes consecuencias de las medidas de shock de Cambiemos, sino también unificar las críticas hacia la gestión económica actual, justificando cualquier desenlace económico luego del 10 de diciembre: “lo definitivamente cierto es que quien sea el triunfador deberá enfrentar una herencia gravosa por donde se mire. Y pagar los costos, porque en eso de dejar un terreno minado el cristikirchnerismo no ha ahorrado esfuerzos”.

La cuestión es que no sólo la megadevaluación tiene impactos regresivos en el bolsillo (que se pretenden ocultar al sostener que la economía “ya funciona” con los precios del dólar ilegal), sino que tampoco resuelve el problema de las exportaciones. La caída de las exportaciones, fenómeno en toda América Latina, no un problema del abaratamiento de los productos argentinos en el exterior (“competitividad” ficticia) sino del nivel de la demanda, que se encuentra estancada por la crisis internacional. El único impacto posible es la reducción de las importaciones por su encarecimiento, lo que trae efectos recesivos sobre el crecimiento económico.

Julia Strada-Hernán Letcher (Centro de Economía Política Argentina)

Comments are closed.