El dato de la mañana 27/10/15

mauri

27/10/15 – Matías Longoni

Las chances de Macri desatan una puja por US$ 800 millones

Prometió eliminar retenciones al trigo y al maíz


 

En el día de hoy, el diario Clarín se hace eco de la propuesta de Mauricio Macri de eliminación de las retenciones y ROE (cupos de exportación) al trigo y al maíz.

Lo curioso de la nota es que la única puja que se derivaría de la medida es aquella entre productores y exportadores, donde es claro que serán los últimos los principales beneficiarios. No existen, sin embargo, alusiones a la puja de fondo que se plantea al eliminar los derechos de exportación y también los ROE, en tanto barreras que morigeran el traslado automático del precio internacional de estos bienes a la canasta de alimentos de los argentinos.

Si bien Mauricio Macri manifestó que “la inflación es un cáncer”, es importante indicar que la eliminación de las retenciones significa un aumento de los precios de la canasta básica. El ejemplo del pan es ilustrativo: según el Ministerio de Economía, si se considera el aumento del precio internacional del trigo en un 91% entre 2004 y 2014, el kilo de pan hubiera costado $43,2, mientras que el precio acordado para el pan en marzo de 2014 fue de $18.

Por su parte, los reclamos en contra de los cupos de exportación hacen oídos sordos de una cuestión central: la necesidad de contar con stock suficiente que permita cubrir la demanda interna que permita que el precio del pan (en un país que produce trigo y se autoabastece) no se encuentre condicionado por el precio internacional.

Es cierto que hay comportamientos tendientes a provocar transferencia de recursos al interior de la cadena de valor, pero no como resultado de la “intervención perniciosa” del Estado en el mercado, sino como expresión de la resistencia de algunos actores a la aplicación de los cupos de exportación, especulando con el precio internacional. Los eslabones concentrados de la cadena de comercialización del trigo (las 10 primeras empresas exportadoras concentraron el 73% de las ventas de trigo al exterior en 2014) han aprovechado su poder para stockear con el objetivo de obtener ganancias extraordinarias y compensar la merma de ingresos por la caída del precio.

El saldo exportable de trigo está sujeto a la disponibilidad destinada al mercado interno. En este sentido, debe señalarse que para combatir el descuento abusivo que le imponen las empresas exportadoras concentradas a los productores de trigo (la diferencia entre el precio del trigo que se debería abonar, “FAS teórico”, y el precio que efectivamente pagan, que es el precio del trigo disponible del MATba), en febrero de este año el Gobierno Nacional habilitó la entrega de ROEs a los exportadores si demuestran haber abonado el FAS teórico a los productores. Esto expuso el accionar especulativo dentro de la cadena de producción.

Finalmente, tampoco es cierta la aseveración de una suba de la retenciones y aplicación de ROE como mecanismos que perjudicaron la producción. En el caso del trigo, se observa un crecimiento significativo en la campaña 2014/2015: 44,1% de aumento en la superficie respecto a la última campaña y 51,1% en la producción, alcanzando los 13,9 millones de toneladas. Estos guarismos son superiores a los registrados antes de aplicarse los ROEs (en la campaña 2005/06 se registraron 12,6 millones de tn y 14,5 millones en la campaña 2006/07) e incluso superiores al promedio alcanzado en los ’90, de 12,6 millones de toneladas.

Julia Strada- Hernán Letcher

Centro de Economía Política Argentina

Comments are closed.