El dato de la mañana 4/10/15

bici

Clarin.com iEco

Nota del DOMINGO 04/10/15

Pese a lo que dice Kicillof, la city se llenó de “bicisendas financieras”

Plata fácil gracias a las medidas oficiales. El ministro pretende orientar los fondos a la producción, pero terminó propiciando rentables “bicicletas”.


 

Esta llamativa nota del diario Clarín del domingo pretende asociar el modelo económico impulsado por el kirchnerismo a la valorización financiera que tuvo lugar entre 1976 y 2003, pero particularmente vincularlo a la “bicicleta de Martínez de Hoz” durante la última dictadura.

Entre 1976 y 2000 la incidencia del PBI industrial cayó un 10 % respecto al PBI total. En cambio, durante la etapa kirchnerista la evolución del PBI industrial tiene un crecimiento de 6,6% anual acumulativo (2002-2013), siendo el motor del proceso económico. En esta etapa no fueron las finanzas, como alude Clarín, el sector impulsor de la economía, aunque sí fueron protagónicas con la última dictadura y los 90.

(A continuación, el primer cuadro muestra la caída del PBI industrial en la dictadura, el segundo cuadro el contraste entre los 90 y el kirchnerismo en el rol de la industria y en el tercer cuadro se observa la financiarización de la economía entre 1976 y 1983)

cuadro

En segunda instancia, la nota invita a conocer y “aprovechar” las distintas oportunidades para hacerse de dólares (detalla la operatoria del dólar puré, del dólar bolsa, y del dólar bolsa-puré), responsabilizando además al Ministro Kicillof por “las distintas opciones de negocios financieros legales y no tanto”, armando “varias bicisendas por las que circulan las odiosas bicicletas financieras”.

También el diario reconoce “estas opciones tienen una parte de ilegalidad, pero que es tolerada por el gobierno”.

En tercer lugar, Clarín oculta el verdadero conflicto: la fuga de divisas no está vinculada con el pequeño ahorrista sino con grandes empresas y personas, a través de mecanismos como las cuentas en el exterior facilitadas por algunos bancos (el escándalo de las 4040 cuentas del HSBC), los precios de transferencia (con denuncias a P&G, entre otros) e incluso a través del contado con liqui.

El cierre de la nota vuelve a clarificar el objetivo del diario: el gobierno promueve este negocio financiero (cuando en verdad lo impulsan ellos).

En cualquier caso, son apuestas de alta rentabilidad y bajo riesgo. Y todas, propiciadas por el propio Gobierno”.

Comments are closed.