Esperando el derrame: el año de las grandes

empresa

El informe pyme que realizamos desde el CEPA contempla una muestra de empresas micro, pequeñas y medianas (MiPyMes) representativas del Área Metropolitana de Buenos Aires. Los resultados del mismo dan cuenta de que las MiPyMes fueron significativamente afectadas por las políticas de Cambiemos durante el primer semestre. Se encuentran “Esperando el derrame” porque las medidas pretendidamente positivas –como quita de retenciones, devaluación, reducción de costo salarial y despidos- solo contribuyeron a incrementar las ganancias de las grandes empresas.


BAJAR EL INFORME COMPLETO AQUÍ


Principales Resultados:

·         El 84% sufrió caída de ventas. Esta caída fue del 34% en promedio.

·         El 42% de las empresas redujo su personal y en promedio la reducción fue del 10%. La mayor tasa de despidos ocurrió en las pequeñas.

·         Los salarios evolucionaron entre junio 2015 y junio 2016 en un 26%, y la pérdida de poder adquisitivo de aquellos trabajadores/as en MiPyMes es del 20%.

·         El costo energético subió 237% en promedio y un 308% para las medianas.

·         No hay expectativas positivas: las MiPyMes no esperan recuperación en segundo semestre. El 74% cree que las ventas caerán en 2016, el 31% prevé una baja en ocupados y el 35% que caerán las exportaciones.

·         El 69% realizó inversiones en 2015 y un importante porcentaje, 60%, no realizó ni piensa realizar inversiones en 2016 (por aumento de tasa de interés, caída de rentabilidad y caída de ventas en general)

 


Relevamiento de la Situación Actual de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas en AMBA.


 

Resumen ejecutivo

El presente informe permite dar cuenta de la crítica situación que atraviesa el sector de las Pequeñas y Medianas Empresas (en adelante PYME) en la coyuntura actual, resultado de diversas decisiones de política económica tomadas por el gobierno de Cambiemos. El principal problema al que se enfrenta el sector es la contracción del mercado interno. Esto es producto, por un lado, de la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, originada en la devaluación de diciembre pasado, su consecuente traslado a precio y acuerdos de paritarias por debajo de la inflación. Por otro lado, la ola de despidos iniciada por el propio Estado, y seguido por el sector privado, han acentuado tal retracción. Adicionalmente, las medidas de política económica vinculadas a la apertura de las importaciones y el aumento de las tarifas de servicios públicos, profundizan la caída en la rentabilidad de las PYME. Esta situación tiene un fuerte impacto en el nivel de empleo ya que el sector genera más de la mitad de los puestos de trabajo de la economía argentina.

A partir de los resultados de la encuesta realizada a Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (en adelante MiPyMEs) en la región AMBA, se advierte que en el primer semestre el 84% sufrió una caída en las ventas (Gráfico 2), siendo ésta caída en promedio del 34%. A su vez, esta disminución fue mayor en las de menor tamaño (Gráfico 3). En el mismo sentido, el 42% de las empresas manifestó haber reducido la cantidad de empleados entre junio 2015 y junio 2016 (Gráfico 4), dándose la mayor cantidad de despidos durante el primer semestre del año (Gráfico 5), llegando a una reducción promedio del personal de 10%. Por su parte, se encuentra que las empresas medianas tienen una mayor tasa de despidos que las pequeñas y micro empresas (Gráfico 6).

En relación a los salarios, el aumento promedio relevado entre junio 2015 y junio 2016 fue de 26,6% ((Gráfico 7), lo que muestra una evolución claramente por debajo del nivel de precios.

Tomando como referencia el índice de precios de la Cuidad de Buenos Aires, la pérdida del poder adquisitivo supera el 20%.

En lo que respecta a la suba de los costos, se destaca el desmedido aumento del costo energético que en promedio registra una suba del 237% (Gráfico 8) para las empresas encuestadas, ascendiendo a un 309% (Gráfico 9) para el caso de las medianas.

Adicionalmente, y en contraposición a lo anunciado por los funcionarios del actual gobierno, se observa que las empresas no esperan una recuperación durante el segundo semestre del 2016. El 74% de la MiPyMEs considera que las ventas al mercado interno disminuirán durante el año en curso, el 31% manifiesta que prevé una baja en la cantidad de ocupados, el 55% que las horas trabajadas se reducirán y el 35% estima que las exportaciones caerán (Gráfico 13).

En consonancia con las expectativas respecto a la evolución de las distintas variables, de las empresas relevadas el 69% realizó inversiones en 2015 (Gráfico 10), mientras que la situación se revierte sustancialmente para 2016, puesto que el 60% de las MiPyMEs no realizó ni prevé realizar inversiones en lo que resta del año (Gráfico 12). Esta situación obedece al aumento de la tasa de interés, la caída en la rentabilidad y las bajas expectativas de reactivación del mercado interno.

Por otro lado, los resultados generales obtenidos a partir de la encuesta se corresponden con los relevados para los sectores que se analizan en mayor detalle: Productos de caucho y plástico, Otros productos de metal, Maquinaria y equipo y Productos químicos. En estos cuatro sectores se observa una caída en las ventas con respecto al 2015, reducción en la cantidad de empleados y menores niveles de inversión (apartado “Sectores”).

En suma, resulta evidente que el sector PYME no constituye un actor de relevancia en la agenda del actual Gobierno, que sistemáticamente favorece a los sectores más concentrados y a las grandes empresas. La Ley Pyme, recientemente sancionada, es cuanto menos una herramienta insuficiente ante las problemáticas que enfrenta el sector. Bajo la mirada del neoliberalismo, la opción propuesta para las empresas que no resulten “competitivas” en la nueva coyuntura, es la reconversión o el eventual cierre.

 

Introducción

El presente informe se basa en un relevamiento realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) a empresas pertenecientes al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) entre los meses de junio y agosto del presente año. El objetivo principal es estudiar el desempeño de las micro, pequeñas y medianas empresas (en adelante MiPyMEs), en el primer semestre de 2016, identificando las principales problemáticas que afectan su actividad.

La importancia del sector MiPyMEs en la economía queda evidenciada por su participación en el total de la actividad económica, su contribución en la generación de empleo y su alta representación en la cantidad de empresas1:

  • 99% del total de las empresas
  • 60% del total del empleo nacional
  • 45% del valor agregado

Dado el protagonismo que tiene este tipo de empresas en el entramado productivo del país, los resultados permiten tener un panorama general de la situación por la que están atravesando como consecuencia de la actual política económica.

En el anexo metodológico se dan los detalles pertinentes de la encuesta y de la clasificación de las empresas.


1Según Ministerio de Industria de la Nación. PyMEs: Protagonistas por Dinámica, por Dinámica, Innovación y Creatividad.

Principales resultados del relevamiento

Ventas y Empleo

En consonancia con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) respecto a la suba de 2,1% del PBI para el año 2015, el 49% de las empresas encuestadas manifestó que durante ese año atravesó una fase de crecimiento normal y un 5% tuvo un crecimiento acelerado. Por otra parte el 37% consideró que presentó estancamiento, y sólo el 10% reveló que sufrió una fase de achicamiento.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-13-25-51

En cambio, para el primer cuatrimestre de 2016 sólo el 3% de las empresas manifestó que las cantidades vendidas aumentaron respecto a igual periodo del año anterior. El 84% expresó que han sufrido una disminución, siendo la caída promedio en las cantidades vendidas según las empresas relevadas del 34%.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-13-31-27

En este sentido, la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) estima una caída de la actividad de las PYMES del 24,5% para el primer cuatrimestre del año, y alerta acerca del crecimiento de las importaciones en detrimento de la demanda de productos locales. El cambio de políticas respecto al tratamiento de productos importados como medida de protección a las empresas locales, ha facilitado la sustitución de productos nacionales por similares extranjeros. Esto se traduce, como se observará más adelante, en caídas en los niveles de empleo, horas trabajadas y por tanto, debilitamiento del mercado interno.

En consonancia con los resultados expuestos, entre las razones de la caída en las cantidades vendidas, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) indica que el 49,5% de las PyMEs industriales perdieron ventas debido al ingreso de productos extranjeros y el 79,2% teme que la apertura importadora finalmente afecte la evolución de su negocio.

Además, tal como se muestra en el siguiente gráfico, se observa que la disminución de las ventases mayor en las empresas de menor tamaño. Esta situación puede comprenderse por el contexto recesivo que enfrenta la economía, donde el consumidor priorizará realizar compras financiadas que encuentra principalmente en las empresas de mayor tamaño, ya que son quienes tienen la posibilidad de realizar acuerdos con los bancos y pueden ofrecer descuentos a sus clientes gracias a su mayor capacidad financiera.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-13-34-40

Por otro lado, respecto al nivel de ocupación, el 42% de las empresas encuestadas manifestó que entre junio 2016 y junio 2015 redujo la cantidad de empleados, mientras que el 36% declaró no haber sufrido variación en su planta y el 21% restante manifestó haber ampliado el personal.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-14-59-49

En línea con lo anterior, se analizó la variación en la cantidad de empleados entre el primer y segundo semestre de 2015, y el primer semestre de 2016.En este caso, se observa una caída del 5% en junio de este año frente a igual mes del año anterior, mientras que entre junio 2016 y diciembre 2015 la disminución fue de alrededor de 10%, siendo la mayor contracción en la cantidad de empleados del período.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-15-00-54

Tanto la caída en la cantidad de empleados como en la cantidad de horas trabajadas, se corresponden directamente con la caída observada en el nivel de actividad de la economía en la primera mitad del año, que según el INDEC fue del 1,3%.

Además, como se observa en el siguiente gráfico, frente al actual contexto recesivo, las empresas Medianas reducen su personal en mayor medida que las Pequeñas y las Micro empresas.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-15-02-17

Respecto a los salarios, el aumento promedio entre los años 2015 y 2016declarado por las MiPyMEs encuestadas fue de 26,6%. Considerando el Índice de Precios del Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (IPCBA)2,la variación interanual de junio de 2016 con respecto a junio 2015, que asciende a 47,1%, se observa una preocupante pérdida del poder adquisitivo de los salariosdel20,5%,reforzando el hecho de que los aumentos salariales quedaron muy por debajo de la inflación anual estimada.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-15-03-32

Estos resultados muestran cómo se genera un circulo vicioso en el cual la pérdida en el poder adquisitivo, sumado a la ola de despidos iniciada a partir de diciembre de 20153, impacta en el volumen de ventas del sector en el mercado interno que consecuentemente se refleja en suspensiones, disminución de la jornada laboral y hasta reducción de personal de las plantas, reforzando nuevamente la contracción del mercado interno.

 

Costos

En lo que respecta a los costos actuales4 en comparación a diciembre de 2015, estos han sufrido en promedio un incremento de entre 25% y 32%, con excepción del costo de energía que registra una suba del 237% para las empresas consideradas. Estos resultados reflejan el impacto que tuvo el desmedido incremento de tarifas aplicado por el Ministerio de Energía y Minería5.

 

El incremento de las tarifas no contempló una segmentación hacia el interior del entramado productivo, diferenciando por tamaño de establecimiento ni rama de actividad. En este sentido la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) considera que el fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre la fijación de tarifas de gas y luz no incluye a las Pymes, y por ende si este incremento se mantiene vigente resultaría una gran amenaza para el sector, ya que conllevará al cierre de numerosas empresas y pérdidas de puestos de trabajo.


2 IPCBA Junio 2016. Informe de resultados. http://www.estadisticaciudad.gob.ar/eyc/wp-content/uploads/2016/07/ir_2016_1021.pdf
3 Desde diciembre de 2015 al 31 de agosto de 2016 se contabilizan 208.080 despidos y suspensiones (Fuente CEPA).
4 Se consideraron los siguientes costos a junio de 2016: costo salarial total; materias primas, insumos, partes y componentes nacionales; materias primas, insumos, partes y componentes importados; costo de energía (eléctrica, gas natural, etc.); servicios financieros y costo logístico (transporte, almacenamiento, empaque, etc.).

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-16-58-39

Analizando por tamaño de empresa, se evidencia un aumento creciente en el costo energético a medida que el tamaño de las empresas es mayor. En el caso de las Micro empresas el aumento fue de 90%, para las Pequeñas de 253% y para las Medianas el aumento fue de 309%.


5A través de las Resoluciones Nº 6/2016, Nº 28/2016, Nº 41/2016.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-00-24

Por lo expuesto, se desprende que las MiPyMEs padecen una fuerte suba de costos, mayormente explicada por el tarifazo, pero acompañada también del encarecimiento de las materias primas. La CAME indica que el incremento de los costos es el principal problema por el que atraviesa el sector combinado con la retracción de sus ventas. Al respecto, APYME menciona que estos aumentos no pueden ser trasladados a precios dada la contracción del mercado interno. En consecuencia el incremento de los costos deviene inevitablemente en una reducción de la rentabilidad de las empresas, y por tanto afectan negativamente las posibilidades de inversión, tal como se analizará en el apartado siguiente.

 

Inversión

En relación a la inversión, se observa que de las empresas relevadas el 69% realizó inversiones en 2015, mientras que el 31% no invirtió en dicho período. La proporción de la inversión sobre las ventas fue en promedio de 18%.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-01-34

A su vez, dentro de las empresas que realizaron inversiones, y atendiendo a la estratificación por tamaño, se encuentra que el 50% fueron Medianas, seguidas por las Pequeñas (33%), y dejando en último lugar a la Micro empresa (17%). Tal resultado dialoga con una de las principales dificultades de las MiPyMEs que es el obstáculo al acceso de financiamiento.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-02-49

Resulta importante mencionar algunos de los factores que dificultan el acceso al crédito del sector MiPyMEs: altas tasas de interés, imposibilidad de cumplir con las exigencias para constituir garantías ante entidades bancarias y falta de acceso al mercado de capitales. Estos aspectos dejan a este tipo de empresas en una situación de mayor vulnerabilidad respecto de las grandes, teniendo que acudir principalmente al financiamiento propio para realizar inversiones.

 

En términos comparativos, las MiPyMEs son consideradas un sujeto de crédito de alto riesgo por la alta tasa de mortalidad que presentan. Asimismo, aquellas que se desarrollan en ramas de actividad trabajo intensivas, por no tener el patrimonio suficiente, muchas veces no llegan a cumplir con los colaterales exigidos. Adicionalmente, la informalidad de las MiPyMEs es otro condicionante, dado que los niveles de facturación suelen ser un parámetro importante al momento de la evaluación crediticia. En consecuencia, las condiciones del financiamiento, la tasa de interés y el plazo, suelen desmejorar a medida que se reduce el tamaño de la empresa.

 

En particular, este problema se acentúa en las micro empresas, ya que resultan demasiado grandes para ingresar al mundo de las micro finanzas, pero al mismo tiempo son demasiado pequeñas para acceder a préstamos bancarios. Existe entonces una disociación entre las herramientas de financiamiento disponibles y la realidad que enfrenta el sector.

 

Al analizar el comportamiento de las inversiones durante 2016, el panorama se revierte sustancialmente en relación a 2015, siendo las inversiones un termómetro que permite indicar las expectativas acerca del contexto macroeconómico del país. Tal como se observa en el gráfico siguiente, el 60% de las empresas relevadas no realizó inversiones durante el primer semestre de 2016 ni tiene previsto realizarlas durante el resto del año, mientras que el 40% restante, ya ha realizado o prevé realizar inversiones, mostrándose más optimista.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-04-02

Por un lado, la notable contracción del mercado interno ha tenido un impacto negativo significativo en la evolución de las ventas de las MiPyMes, las cuáles han disminuido drásticamente. En este contexto, es claro que no existen incentivos a realizar inversiones, sea con fondos propios o a través de créditos, puesto que no se encuentra garantizada la colocación de los productos en el mercado.

También resulta relevante el análisis del comportamiento de la tasa de interés, ya que es un factor determinante al momento de invertir. La decisión del BCRA de desregular las tasas de interés, sumado al aumento de la tasa de LEBAC durante el primer semestre, arroja como resultado un encarecimiento del financiamiento para las MiPyMEs, a la vez que no genera incentivos a que las inversiones se vuelquen al sector productivo, ya que existen activos en el mercado financiero que son más rentables y conllevan menor riesgo. En consecuencia, este panorama limita los recursos a los que podría acceder el sector MiPyMEs.

La problemática del acceso al financiamiento para las MiPyMEs antes mencionada se acentúa en períodos de recesión y en un contexto de inestabilidad macroeconómica, ya que profundiza el peso de las variables que definen el acceso al crédito por el sector pyme.

En virtud de la información recabada en la encuesta, es posible identificar las expectativas de los empresarios con respecto a la evolución de diferentes aspectos claves para el desempeño de su actividad durante el año 2016.

  • Ventas al mercado interno: el 74% de las MiPyMEs considera que las ventas al mercado interno disminuirán durante el año en curso. El 20% considera que las ventas permanecerán constantes, mientras que tan sólo el 6% de las empresas manifiesta que las ventas podrían aumentar.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-06-28

En este sentido las Pequeñas empresas se muestran más pesimistas, ya que el 92% de las mismas considera que las ventas disminuirán y solo el 8% cree que van a incrementarse.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-07-35

  • Cantidad de Ocupados: la encuesta arroja como resultado que el 61% de las MiPyMEs considera que la dotación de personal no se modificará en 2016 en relación al año anterior. Sin embargo, el 31% declara que los puestos de trabajo disminuirán, y apenas un 8% se encontraría en condiciones de contratar nuevo personal.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-08-46

  • Cantidad de horas trabajadas: el 55% de las MiPyMEs espera que las horas trabajadas se El 33% declara que tal variable no se modificará, y el 12% de las empresas manifiesta que la evolución de las horas trabajadas para 2016 aumentará.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-10-01

 

  • Exportaciones: dentro de las variables relevadas, las exportaciones son aquellas que se perciben de modo más estable. Esto posiblemente se deba a que la mayoría de las MiPyMEs coloca su producto final en el mercado interno, por lo tanto, las exportaciones no resultan una variable con el mismo grado de sensibilidad que las anteriores. De este modo, el 59% espera que los volúmenes exportados no varíen, mientras que el 35% manifiesta que las mismas disminuirán. Tan sólo un 6% contempla que las exportaciones podrían aumentar en 2016.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-11-15

  • Inversiones: el 61% de las empresas relevadas manifiesta que las inversiones disminuirán en 2016, el 29% cree que no variarán y sólo el 10% que éstas aumentarán. En línea con lo anterior, la CAME enuncia que sólo el 12% de las pymes industriales tiene planes de inversión para el año 2016.
  • captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-14-44
  • Haciendo un análisis por tipo de empresa, se observa que las Micro empresas las más pesimistas al respecto, ya que el 80% considera que la inversión disminuirá en 2016.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-17-14

En lo referente a la inversión, si bien la Ley Pyme recientemente aprobada incluye una serie de medidas que tienden a facilitar la financiación del sector, frente al contexto de crisis y recesión actual éstas resultan insuficientes. La APYME emitió un comunicado donde expresa que esta favorece a las empresas más grandes del sector

“Si bien incluye algunos puntos que alivian la situación del sector, como la ampliación del Repro, el pago de IVA a 90 días y la exención del pago de Ganancia Mínima Presunta, la ley no considera ninguno de las medidas propuestas inicialmente para que el conjunto de las Mipymes pueda afrontar la situación de incremento de precios, ahogo fiscal, caída del mercado interno, falta de crédito y aumento de importaciones indiscriminadas, entre otros factores que responden a la actual política económica. Tal como está planteada esta ley terminará beneficiando sólo a las empresas que resulten “viables” en el mediano plazo. Miles de empresas no podrán subsistir en las actuales condiciones recesivas generadas por un modelo económico que favorece a grupos concentrados y sectores agroexportadores, energéticos y financieros en detrimento de la industria nacional, trabajadores y Pymes.”

En el gráfico que se muestra a continuación se exponen de forma conjunta las variables anteriormente mencionadas, permitiendo identificar que las ventas al mercado interno en primer lugar, seguida de la cantidad de horas trabajadas, son las variables que la mayor parte del sector MiPyMEs considera que tendrán una disminución durante el año 2016.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-20-10

Sectores

 

 

Productos de Caucho y Plástico

 

En el sector Productos Caucho y Plástico, el 80% de las empresas manifestaron que sufrieron una caída en sus ventas en el primer cuatrimestre de 2016 con respecto a igual cuatrimestre de 2015, siendo la caída promedio del 26%. El resto de las empresas (20%) expone que las ventas no variaron durante el período.

En cuanto al empleo, la caída promedio en la cantidad de empleados en junio de 2016 con respecto a junio de 2015 fue de 4,1%.

En relación a las inversiones, el 75% de las empresas encuestadas del sector realizó inversiones durante el 2015, mientras que para 2016 el escenario cambia radicalmente, manifestando el 63% de las MiPyMEs que no realizaron inversiones en lo que va del año, tampoco contemplan realizarlas.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-21-33

6La variable “Ventas” se analiza la variación del primer cuatrimestre de 2016 respecto del primer cuatrimestre 2015, “Cantidad de empleados” se toma la variación de junio 2016 respecto a junio 2015 y para “Inversión” la cantidad de empresas que realizaron o planean realizar inversiones en 2016 con respecto a las empresas que realizaron inversiones en 2015.

A partir de la información relevada de las empresas encuestadas sobre la estructura de costos, se observa que los principales rubros son las Materias primas nacionales (28%), seguido del Costo salarial (26%) y Materias primas importadas (22%). De este modo, el componente materias primas total representa el 50% del costo total, y en consecuencia es el costo más importante. Por otra parte, el Costo de energía representa el 13% del total, seguido de los Costos logísticos y Servicios financieros.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-23-00

El peso de las Materias importadas revela una estructura de costos parcialmente atada a la evolución del tipo de cambio. Esta situación se refleja, tal como se demuestra en el gráfico siguiente, en un incremento de dicho costo de 31% luego de la devaluación de diciembre pasado.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-23-54

Como se puede ver, el costo de energía es el que más se incrementó, que alcanzó en promedio un 173%, en junio de 2016 respecto a diciembre de 2015.

En cuanto a las expectativas, el sector es pesimista en el análisis de todas las variables ya que en ningún caso, excepto en la inversión, se espera un amento en lo que resta de 2016. En las Ventas al mercado interno el 88% de las empresas encuestadas indicó que estas disminuirán, mientras que el 12% de las mismas mencionan que no variarían. En cuanto a la cantidad de ocupados se observa que el 62% no variará el tamaño de sus plantas y el 38% considera que puede disminuir dado el contexto recesivo. Tal disminución es aún mayor para la cantidad de horas trabajadas, siendo el 63% de las empresas las que contemplan que disminuirán.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-25-03

 

Productos Químicos

La mitad de las MiPyMEs relevadas pertenecientes al sector Productos Químicos ha sufrido una caída en sus ventas durante el primer cuatrimestre del 2016, siendo en promedio de un 22%. Por otra parte, el 33% enuncia que sus ventas no variaron, mientras que el 17% indica que las mismas aumentaron.

En lo que respecta al empleo, la cantidad de ocupados en junio de 2016 tuvo un incremento promedio de 3,9% con respecto a junio de 2015.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-26-35

Como se indica en el gráfico precedente, durante el año 2015 un 88% de las empresas encuestadas realizó inversiones pudiendo ampliar su capacidad instalada. La cantidad de empresas dispuestas a realizar inversiones en 2016 cae, siendo el 50% las que indicaron que realizaron o prevén realizar inversiones.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-28-02

Atendiendo a las expectativas del sector, en lo que respecta a las Ventas al mercado interno, el 63% de las MiPyMEs del sector considera que disminuirán en lo que resta del año y el 37% que no van a variar. En términos de Cantidad de ocupados, Cantidad de horas trabajadas e Inversiones, la mitad de las empresas encuestadas observan que estas se contraerán, el 38% que no se modificarán y el 12% que van a aumentar.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-28-39

 

Otros productos de Metal

En el rubro Otros productos de metal, la totalidad de las empresas exhiben una caída en sus ventas en el primer cuatrimestre de 2016 con respecto a igual cuatrimestre de 2015 de un34% en promedio.

La disminución promedio en la cantidad de empleados en junio de 2016 con respecto a junio de 2015 fue de 11%.

Durante el año 2015, el 43% de las empresas encuestadas realizaron inversiones, mientras que en 2016 tal valor se reduce a sólo el 14%.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-29-59

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-30-50

En relación a la evolución esperada de las ventas minoristas, el 43% de las empresas del sector creen que van a disminuir, el 43% considera que no variarán mientras que el 14% piensa que van a aumentar. El 14% de las empresas del sector cree que tanto la cantidad de ocupados como la cantidad de horas trabajadas aumentarán. Mientras que más de la mitad de las empresas estiman que la cantidad de horas trabajadas van a disminuir, pero solo el 15% cree que caerá la cantidad la cantidad de ocupados. Se puede ver una intención de mantener la cantidad de empleo por parte de las empresas, aunque con reducción de la jornada laboral.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-32-54

Maquinaria y Equipo

Tal como sucede en el sector Otros Productos de metal, en Maquinaria y equipo todas las empresas encuestadas presentan una diminución en las ventas en el primer cuatrimestre de 2016 con respecto al mismo período de 2015, siendo en promedio de 50%.

En el caso de la cantidad de empleados, la caída promedio fue de 19,5% comparando junio de 2016 con respecto al mismo mes del año anterior.

En el año 2015, el 83% de las empresas del sector realizó inversiones, mientras que para el año 2016 sólo la mitad señalan que las realizaron o realizarían, mostrando una contracción de 40% en la cantidad de empresas que invertirían.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-35-37

Las empresas de la categoría Maquinaria y Equipo consideran que las ventas al mercado interno no aumentarán en lo que resta del corriente año. El 83% de las empresas creen que éstas continuarán cayendo, mientras que el 17% considera que no variarán. En cuanto a la cantidad de ocupados y de horas trabajadas, el 33% piensa que ambas van a disminuir, el 50% no variarán y el 17% que van a incrementarse.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-36-50

Los resultados de la encuesta para las empresas de los sectores analizados, no sólo muestran un relevante deterioro en las variables que reflejan su desempeño (ventas, cantidad de empleados e inversión), sino que los empresarios no visualizan que tal situación se revierta en lo resta del año. Asimismo, esto se corresponde con el relevamiento de la CAME donde se concluye que entre los sectores con mayor caída interanual del nivel de producción a junio de 2016, se encuentran Productos de Caucho y Plástico (-8,3%), Productos de metal, maquinaria y equipo (-7,4%), y Productos químicos (-5,0%)7.


7 http://www.redcame.org.ar/contenidos/comunicado/La-produccion-de-las-PyMES-industriales-bajo-5_9_-en-junio.1320.html

La Encuesta MiPyMEs – Primer Semestre de 2016 tiene por objetivo analizar el desempeño económico de las MiPyMEs relevadas durante el primer semestre de 2016 en relación a lo sucedido en el año 2015, en virtud de dar cuenta de las principales problemáticas que impactan sobre la evolución del sector y de conocer las expectativas para el resto del año en curso.

Para el relevamiento de los datos se ha realizado una encuesta auto administrada entre los meses de junio y agosto del presente año, a empresas MiPyMEs del AMBA8 que ha permitido obtener una muestra de 49 empresas representativa del AMBA.

Dentro de las empresas relevadas el 84% se encuentra en las localidades pertenecientes a la provincia de Buenos Aires mientras que el 16% se ubica en CABA.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-38-44

Respecto a la clasificación de las empresas por actividad, se utilizó la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU Revisión 3)9 con una desagregación a dos dígitos, en función de la actividad principal indicada por cada empresa.


8AMBA: área metropolitana de Buenos Aires: CABA, Almirante Brown, Avellaneda, Berisso, Berazategui, Cañuelas, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Merlo, Moreno.
9CIIU Revisión 3. http://unstats.un.org/unsd/cr/registry/regcst.asp?Cl=2&Lg=3

 

Al observar la desagregación por rama de actividad, se observa que 17% de las empresas se encuentran en el rubro “Productos de Caucho y Plástico”, 16% en “Productos Químicos”, le sigue “Otros Productos de Metal” (14%), “Maquinaria y Equipo” (12%), luego se encuentra el sector “Edición” (8%), “Cuero” (6%), y en los últimos lugares “Papel” (4%), y “Metales Comunes” (4%). Dentro del rubro “Otros” (19%) se agruparon los sectores “Productos de Petróleo”, “Construcción”, “Productos textiles”, “Aparatos eléctricos”, “Comercio al por Menor”, “Muebles” y “Servicios de Salud”.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-40-09

La elección de los sectores analizados en el último apartado fue realizado a partir de aquellos con mayor representatividad en la muestra.

El criterio utilizado en el presente informe para la estratificación de empresas por tamaño es el del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social que toma en consideración el empleo promedio de las empresas en base al Sistema Integrado Provisional Argentino10. Para la clasificación se utilizó la cantidad de ocupados que informaron por las empresas encuestadas para diciembre de 2015.Los rangos de empleo utilizados en cada estrato varían según la rama de actividad atendiendo a la CIIU Revisión 3, como se expone a continuación:


10 Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial:http://www.trabajo.gov.ar/left/estadisticas/descargas/oede/notaMetodologica.pdf

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-44-48captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-47-38captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-48-22captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-49-51captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-51-46captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-52-31

En relación al tamaño de la empresa, la muestra se compone de la siguiente manera: el 47% de las empresas son “Medianas”, el 37% “Pequeñas”, mientras que el 16% restante se trata de “Micro” empresas.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-54-20

 

 

 

 

 

Comments are closed.