Garúa de inversiones

ce22-copy

Recientemente, en vísperas al I Foro de Inversión y Negocios de Argentina que se desarrollará en Buenos Aires del 12 al 15 de septiembre, el dato que trascendió refiere a la potencial llegada –por las oportunidades que Argentina ofrece- de inversiones por un monto de 130 mil millones de dólares al cabo de los cuatro años del mandato del actual presidente. Se trata de una cifra en línea con declaraciones del propio Mauricio Macri en una entrevista con CNBC el 7 de julio, quien indicó que las inversiones llegarían alcanzando un valor de 100 mil millones de dólares.

Sin embargo, de los 130.000 millones de dólares anunciados genéricamente, sólo pueden cuantificarse compromisos de inversión por un monto de 18.000 millones de dólares. Es decir, al momento de precisar cuáles son las empresas, los rubros y montos de las inversiones, las mismas se reducen a menos del 14% de lo anunciado. Cabe decir que estos compromisos o “confirmaciones” de inversión no son garantía, sin embargo, de desembolso de fondos en el corto o mediano plazo, dado que permanecen aún en el terreno discursivo.

De las mismas, sólo seis proyectos concentran más de la mitad de inversiones, los cuales suman 10.000 millones de dólares y se relacionan con sectores de recursos naturales (minería o energía), alimentos y bebidas, y el sector financiero. Dos de ellos ostensiblemente beneficiados por las políticas económicas de los primeros meses de Cambiemos. El sector financiero y la minería, en efecto, fueron beneficiados con la quita de retenciones a las exportaciones mediante el Decreto 349/2016 firmado por el Presidente Mauricio Macri.

Al observar el origen de los capitales, se visualiza que el 41% proviene de inversores locales o en alianza con otros países. Con ello, se evidencia que gran parte de las inversiones anunciadas no implican entrada de dólares.

Por otro lado, los anuncios provenientes de Norteamérica (Estados Unidos y Canadá) acumulan el 33% de los anuncios de inversión, consolidándose como el principal bloque desde donde llegan las inversiones. Además, las inversiones provenientes de Europa (España, Italia, Francia, Alemania, Inglaterra y Holanda) representaron el 20% del total de las inversiones anunciadas por el actual gobierno.

 

Los dichos: inversiones anunciadas por el gobierno de Cambiemos

Entre el 12 y 15 de septiembre se desarrollará en la Ciudad de Buenos Aires el Foro de Inversiones y Negocios que, según anuncia el propio Gobierno en la página del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto -o la misma Casa Rosada(1)– marcará el regreso del país a los mercados internacionales y buscará generar las bases de un desarrollo sostenido en sectores clave de la economía del país. Según esta fuente, el evento:

“…será una gran oportunidad para que inversores, emprendedores y empresarios puedan interactuar con funcionarios del gobierno y exploren juntos las oportunidades de inversión y desarrollo en sectores estratégicos como energía, infraestructura, minería, agroindustria, telecomunicaciones, tecnología, turismo, salud y servicios. El encuentro reunirá a 1.500 inversionistas globales, CEOs, líderes de negocios y representantes gubernamentales, es el lugar ideal para transformarse en protagonistas del futuro argentino”.

En este marco, y en virtud de los repetidos pronósticos oficiales acerca de la llegada de inversiones a nuestro país, el objetivo del presente informe apunta contrastar los anuncios con los efectivos compromisos existentes de parte de empresas extranjeras en torno a la inversión en Argentina.

En días previos al ballotage presidencial del 2015, Mauricio Macri sostenía:

“…hoy lamentablemente ni los argentinos y mucho menos el mundo confían en este Gobierno y por ese motivo no hay inversiones en el país. […] Esta economía ajustada y llena de cepos hace que nuestros productores no puedan invertir o no puedan trabajar acorde a sus capacidades y expectativas. […] En cuanto se recupere la confianza todos van a poner a producir sus ahorres de alguna manera.”(2)

Uno de los principales argumentos esbozados por Cambiemos fue que con su llegada al poder, los inversores nacionales e internacionales tendrían un gobierno más “amigable” con “reglas de juego claras”, “estabilidad” y menores controles estatales para beneficiar a los empresarios emprendedores. Dicha combinatoria redundaría en una “lluvia de dólares” vía inversiones extranjeras y de repatriación de capitales nacionales que impactarían positivamente en el crecimiento y la generación de empleo de calidad.

En una nota que le brindó al medio mendocino Los Andes el 10 de enero del 2016, y luego de la devaluación del peso y particularmente de la desregulación del mercado cambiario, con un énfasis en la habilitación en la remisión de utilidades empresariales y menores controles a la hora de comprar divisas, el Presidente Mauricio Macri sostuvo:

“… [Hay que] cuidar el empleo. Va a haber más empleo si bajamos la inflación y aumenta la inversión. Con lo que hemos hecho hasta ahora, logramos que se abra la inversión. Ahora tenemos que comprometernos a bajar la inflación y actuar consecuentemente” [negritas nuestras].(3)

El gobierno se encargó de aclarar que para que el ingreso de capitales, se tenían que dar varias decisiones. La primera de ellas fue el acuerdo con los fondos buitres, señalado como central para poder “salir a los mercados” y restablecer la confianza. En términos del propio Presidente, en una nota realizada por La Nación el 20 de marzo del 2016, celebró que:

“…más de lo que se hizo, no se podía hacer, en referencia a cambiar expectativas en el mundo. La venida de Matteo Renzi, de Francois Hollande y la próxima visita de Barack Obama las tomo como muestra de confianza, y por eso les digo a los argentinos: nos están abriendo la mano. Está en nosotros agarrarla, caminar juntos y no volver a morderle la mano al que te quiere ayudar”.(4)

El arreglo con los buitres fue parte de un proceso de restablecer la “confianza en el mundo”, de hecho ese acuerdo recibió el elogio de la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) Christine Lagarde, que en el medio español El País señaló el 6 de febrero que:

“…estamos muy animados de ver que el nuevo gobierno argentino ha tomado la iniciativa de negociar con sus acreedores. Esto [el bloqueo de la negociación y el rechazo a pagar del anterior gobierno] ha pesado sobre su país y si se logra un resultado justo y equilibrado, eso servirá para que Argentina vuelva a los mercados financieros y recupere su posición financiera, es algo muy positivo.”(5)

Más recientemente, en vísperas al I Foro de Inversión y Negocios de Argentina que se desarrollará en Buenos Aires, el dato que trascendió refiere a la potencial llegada –por las oportunidades que Argentina ofrece- de inversiones por un monto de 130 mil millones de dólares al cabo de los cuatro años del mandato del actual presidente.(6) Se trata de una cifra en línea con declaraciones del propio Mauricio Macri en una entrevista con CNBC el 7 de julio, quien indicó que las inversiones llegarían alcanzando un valor de 100 mil millones de dólares.(7)

Pese a los anuncios asociados a sendos guarismos de ingreso de inversiones, a partir de la desregulación del tránsito de capitales lo que terminó ocurriendo es que la fuga de divisas aumentó exponencialmente, ubicándose muy por encima de la media anterior gobierno.8 En efecto, en los primeros tres meses del año 2016 la formación de activos externos superó los 3.300 millones de dólares, convirtiéndose en el primer trimestre de mayor salida de capitales desde la crisis financiera internacional del año 2009, según lo comunicó el Banco Central en el mes de julio en el Balance Monetario.(9)

En suma, en el marco de una ostensible restricción externa, el gobierno optó por habilitar la salida de divisas apostando a que la provisión de dólares sea más abundante que su eventual salida. Ocurrió lo segundo, pero no lo primero.


(1) Consultar http://www.argentinaforum2016.com-,
(2) Consultar http://www.ambito.com/806855-ni-los-argentinos-ni-el-mundo-confia-en-este-gobierno-y-por-eso-no-hay-inversiones
(3) Consultar http://www.losandes.com.ar/article/mauricio-macri-va-a-haber-mas-empleo-si-baja-la-inflacion-y-aumenta-la-inversion?rv=3
(4) Consultar http://www.lanacion.com.ar/1881532-macri-en-el-segundo-semestre-la-inflacion-bajara-drasticamente
(5) Consultar http://internacional.elpais.com/internacional/2016/02/05/argentina/1454681859_094645.html
(6) Consultar http://www.iprofesional.com/notas/238351-En-la-previa-al-foro-empresario-advierten-que-hacen-falta-inversiones-anuales-por-ms-de-us130000-millones; http://www.mundodinero.com.ar/afirman-que-la-argentina-presenta-oportunidades-de-inversion-por-us130-mil-millones/; http://www.mdzol.com/nota/691948-macri-inaugura-foro-sobre-inversiones-y-negocios/
(7) http://www.infobae.com/politica/2016/07/07/mauricio-macri-aseguro-que-llegaran-al-pais-inversiones-por-100-mil-millones-de-dolares/
(8 )Consultar http://centrocepa.com.ar/la-salida-exitosa-del-cepo/. Tampoco con “la salida exitosa del cepo” llegó la lluvia de dólares. En el primer trimestre de 2016 sólo ingresaron 513 millones de Inversión Extranjera Directa–enero, febrero, marzo-, contra 412 millones en el mismo trimestre del año pasado (2015). Si se mantiene un ingreso de 500 millones por trimestre, son 2000 millones de dólares al año. Es una cifra significativamente menor, por ejemplo, al ingreso de Inversión extranjera en 2012, de 3.744 millones de dólares, tratándose precisamente del primer año de plena vigencia del “cepo”, que fue fustigado por impedir las inversiones. Incluso en 2011 la inversión extranjera había sido de 3.502 millones de dólares.
(9)Consultar http://www.bcra.gov.ar

Los hechos: inversiones comprometidas por el gobierno de Cambiemos

Desde el inicio de su mandato, Mauricio Macri se reunió con Barack Obama en Buenos Aires, con el presidente chino en el G20, mantuvo reuniones con los presidentes de Francia e Italia, y asimismo el primer mandatario argentino visitó China, Alemania, Qatar y Colombia, reuniones diplomáticas enmarcadas en el objetivo de atracción de inversiones.

Sin embargo, de los 130.000 millones de dólares anunciados genéricamente, sólo pueden cuantificarse compromisos de inversión por un monto de 18.000 millones de dólares. Es decir, al momento de precisar cuáles son las empresas, los rubros y montos de las inversiones, las mismas se reducen a menos del 14% de lo anunciado. Cabe decir que estos compromisos o “confirmaciones” de inversión no son garantía, sin embargo, de desembolso de fondos en el corto o mediano plazo, dado que permanecen aún en el terreno discursivo.

Asimismo, vale destacar que dentro de los proyectos de inversiones cuantificables, algunos se plantean a varios años y con escasos beneficios para el país en términos de empleo (se calculan 19.000 empleos en los próximos 5 años).

sin-titulo

sin-titulosin-titulosin-titulosin-titulosin-titulo

Del listado del Cuadro Nº 2 puede observarse que sólo seis proyectos concentran más de la mitad de inversiones. Los mismos suman 10.000 millones de dólares y se relacionan con sectores de recursos naturales (minería o energía), alimentos y bebidas o el sector financiero.

De estos proyectos, dos pertenecen a sectores beneficiados por las políticas económicas de los primeros meses de la Alianza Cambiemos. El sector financiero y la minería con la quita de retenciones a las exportaciones mediante el Decreto 349/2016 firmado por el Presidente Mauricio Macri.

sin-titulo

El destino de las inversiones lo encabeza el sector energético con proyectos que dependen directamente del comportamiento de los precios internacionales y/o la mantención del precio sostén o el Plan Gas, en el caso de los proyectos de exploración de gas y petróleo, así como de la salida que el Gobierno encuentre para el aumento de las tarifas de estos servicios públicos.

Los proyectos de energías renovables están siendo fuertemente promocionados por el Gobierno, quien en cumplimiento de la Ley 26.190 modificada por la Ley 27.191 creó en 2015 un Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía destinada a la Producción de Energía Eléctrica. En la misma se establece que dicho régimen deberá contribuir con fuentes de energía renovable hasta alcanzar el 8% del consumo de energía eléctrica nacional antes del 31 de diciembre de 2017.

En la actualidad la matriz energética nacional depende la generación térmica en un 61%, de la hidroeléctrica en un 31%, de la nuclear en un 5% y de las energías de fuentes renovables en apenas un 2% (fuente CAMMESA).

En el marco del Plan RenovAr el Ministerio de Energía y Minería lanzó una licitación pública internacional para que la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) incorpore a la matriz energética megavatios de fuentes renovables. En el Cuadro Nº 2 se pueden observar por lo menos 5 proyectos.

Le sigue en importancia el rubro Alimentos y Bebidas con un fuerte compromiso de Coca Cola, que su concreción dependerá de cómo crezca el consumo que por ahora sólo ha demostrado una constante caída. Si se toman datos de las ventas minoristas relevadas por la Cámara de Pequeñas y Medianas Empresas (CAME) del rubro acumulan ocho meses de caída en la venta por volumen.

El sector minero, como se comentó anteriormente, fue beneficiado por la quita de derechos a las exportaciones.

La industria automotriz está fuertemente comprometida por la crisis de Brasil que es uno de los principales destinos de las exportaciones de Argentina.

Sobre el sector financiero hay sólo un proyecto del Banco Santander Rio que debería concretarse en un contexto donde los bancos fueron altamente favorecidos por las políticas de los primeros meses de este Gobierno.

El sector de las telecomunicaciones a pesar de los anuncios de más de 5.000 millones de dólares de los planes de internet y telefonía de 4G que lanzó el Gobierno sólo se anunciaron con detalle los proyectos de Telefónica y Telecom de ampliación de la infraestructura en redes de 3G y 4G por 1.200 millones de dólares.

Al observar el origen de los capitales (que se detalla en el Cuadro Nº 4), se visualiza que el 41% proviene de inversores locales o en alianza con otros países. Con ello, se evidencia que gran parte de las inversiones anunciadas no implican entrada de dólares.

Por otro lado, los anuncios provenientes de Norteamérica (Estados Unidos y Canadá) acumulan el 33% de los anuncios de inversión, consolidándose como el principal bloque desde donde llegan las inversiones. Además, las inversiones provenientes de Europa (España, Italia, Francia, Alemania, Inglaterra y Holanda) representaron el 20% del total de las inversiones anunciadas por el actual gobierno.

sin-titulo


Nota Metodológica

El presente informe fue elaborado por el Equipo de Seguimiento de Inversiones del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) sobre datos de fuentes secundarias, a partir de información periodística de medios gráficos y electrónicos de información general y especializada sobre temas económicos.


CENTRO DE ECONOMÍA POLÍTICA ARGENTINA

Director: Hernán Letcher

Coordinador del informe: Juan Cruz Lucero

Comments are closed.