INFORME ESPECIAL ROSARIO (CEPA – INDEP): EL IMPACTO DE LA INFLACIÓN EN LOS TRABAJADORES ROSARINOS – NOVIEMBRE 2016

inflac

Durante lo que va del 2016 el poder de compra de los trabajadores cayó de manera pronunciada propulsado por un proceso inflacionario que no fue acompañado como en años anteriores por un consecuente incremento en los acuerdos paritarios. El comportamiento presenta heterogeneidades según los gremios: algunos han podido sostener parcialmente su poder de compra y otros tuvieron una importante disminución.

Para el presente estudio se han analizado el impacto del aumento de precios de la canasta básica alimentaria, y los aumentos tarifarios de Gas, Electricidad y Agua. Se analizó qué cantidad de canastas básicas y de facturas de servicios podían afrontarse con el salario de las principales categorías de los gremios analizados en 2015 y luego de las paritarias de 2016.

Los gremios analizados fueron los siguientes: Empleados de Comercio, Empleados Municipales de Rosario, UTEDYC (Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles), UOMRA y AMSAFE. También se incluyó una estimación para los trabajadores no registrados basada en la actualización de salarios del segundo trimestre del año 2015 a partir de los coeficientes de variación salarial publicados por el INDEC. Es relevante destacar que Rosario tiene una de las tasas de desocupación más altas del país, 11.65% al segundo trimestre del 2016. El 32.35% de los trabajadores son trabajadores informales.

En términos del poder adquisitivo medido en relación a los alimentos, el salario de los trabajadores rosarinos registrados cayó entre un 11% y un 17%. Para los no registrados la caída fue de un 23%.

Con relación al poder adquisitivo del salario en términos de los servicios públicos se consideró la cantidad de facturas de cada uno de los servicios que se podrían pagar utilizando la totalidad del salario en el 2015 previo a los incrementos tarifarios, y en el 2016 luego de considerar las paritarias y los aumentos de electricidad, gas, agua y saneamiento. Todos los gremios vieron disminuido su poder adquisitivo, pero es mucho peor para los trabajadores no registrados. El peor de los casos, el de gas, se indujo una caída en el poder adquisitivo de los salarios rosarinos superior al 90% para todos los gremios. Los incrementos de la electricidad y el agua generaron caídas similares en los salarios, con caídas de entre un 8% y un 21% para la electricidad y de entre un 6% y 12% para el agua. Nuevamente, el caso de los no registrados experimentó una disminución del poder adquisitivo de entre un 21% y 19% respectivamente.

BAJAR INFORME COMPLETO AQUÍ

Comments are closed.