20181202-navidad-00.jpg

Diciembre 2018: fiestas para pocos

1. La cena de fin de año: casi 50% más cara que en 2017

Si comparamos los precios de diciembre 2018 respecto de diciembre 2017, festejar nochebuena o fin de año con un típico asado, con picada y helado de postre les cuesta a los hogares 48% más caro que en 2017, para una mesa de 5 a 6 comensales. La comparación respecto de 2015 alcanza 251% de aumento. Ambos guarismos incluso superan ampliamente los valores inflacionarios que alcanzan el 48,5% para el último año, y 166% respecto de 2015 ((considerando estimaciones de REM BCRA).

La cena llega a $3.240 en una noche, comprando queso, salamín, fernet, vacío, asado, pollo, chorizo, tomate, lechuga, pan, gaseosa cola, vino de mesa, sidra y helado para 5 a 6 personas. El precio para la cena en 2017 alcanzaba los $2.176, mientras que en 2016 costaba $1.632 y en diciembre de 2015 sumaba $915, con los mismos productos e iguales cantidades.

Entre 2017 y 2018, el mayor aumento se produjo en el queso (pasó de $150 a $339 el kilo, para una variedad tipo Pategrás, es decir, un incremento del 126%), el pan (que aumento de $48 a $80, un 67%), la gaseosa cola (aumento de $110 a $180, un 64% de aumento), y el helado (costaba $250 y aumento a $400 el kilo, un incremento del 60%). Vale mencionar a la vez, el caso del tomate, cuyo precio se encuentra fuertemente influenciado por estacionalidad y clima, tuvo una disminución en su precio de 17% (pasó de $30 en 2017 a $25 en 2018).

Si se considera la comparación con 2015, los productos que más aumentaron en estos tres años fueron el fernet (aumento de $50 en 2015 a $333 en 2018, es decir, un 566%,) el helado (pasó de $80 el kilo en 2015 a $400 en 2018, un incremento del 400%), el chorizo (que aumento de $35 a $190, un incremento del 443%), y la lechuga (de $14 que costaba en 2015 a $70 el kilo en 2018, un aumento de 400%,).


2. La mesa dulce se encareció 78% en el último año

La típica mesa dulce de fin de año experimentó durante 2018 un importante incremento de precios.

En 2018 un champagne, una sidra, 2 pan dulces, 1 budín y frutas secas tienen un costo aproximado de $943 mientras que en 2017 sumaban $530, en 2016 alcanzaban los $398 y en 2015, $298. La mesa dulce de las fiestas se encareció 78% en el último año y 216% en los últimos tres.

Los productos que mayor incremento sufrieron durante el último año fueron el pan dulce (pasó de costar $75 a $180 la unidad de 500 gr, es decir, un aumento de 140%) y el mix de frutas secas (que costaba $70 y alcanzó los $140, es decir 100% más caro). Para el caso analizado se consideró un pan dulce de gama intermedia: Canale con frutas abrillantadas, con un costo por unidad de $180. En el mercado, un pan dulce artesanal puede llegar hasta $400 o $500.

Si se analiza desde 2015, el pan dulce es el producto que más aumento de precio (marca Canale, que pasó de $50 en 2015 a $180 en 2018, un incremento del 260%), seguido del mix de frutas secas (que costaba $34 en 2015 y alcanzó los $140 en 2018, con un incremento del 312%) y la sidra Real Etiqueta Negra (que aumentó 168%, pasando de $38 en diciembre de 2015 a $123 en diciembre de 2018).


3. Cajas Navideñas: 155,8% más caras que en 2015.

El Programa Precios Cuidados ofreció, en 2014 y 2015, una canasta navideña de seis productos: sidra, turrones, pan dulce, garrapiñada, maní con chocolate, budín con chocolate. Esa canasta costaba en 2015 entre $54 y $59 según la región.

Aunque este año se promocionó la inclusión de un combo navideño, finalmente no se ofreció dentro del programa. Así entonces, las familias solo pueden acceder a las cajas navideñas que ofrecen los supermercados a un precio muy superior. La canasta más barata es la ofrecida en supermercado Coto, que incluye seis productos y el precio de comercialización es de $200. Si se la compara con una canasta similar de 2017 (aunque con un producto menos, el budín), el incremento de precios fue de 68%, ya que la canasta de Plaza VEA tenía un costo de $119.


4. ¿Cuánto cuestan las fiestas?

En diciembre de 2018 una familia debe disponer de un total de $4.156 para poder costear una cena navideña compuesta por una picada, un asado para 5-6 personas, helado y una mesa dulce. Considerando las dos fiestas de navidad y año nuevo, el total que debe disponer es de $8.312.

Los alimentos que se consumen en una cena de fin de año y en la mesa dulce aumentaron en promedio 54% en el último año, mientras que el SMVM solo lo hizo 28%, al igual que la jubilación mínima. Si se considera la evolución desde 2015, el incremento alcanzo el 243% entre las fiestas de 2015 y las actuales, pero el SMVM sólo creció 102% y la jubilación mínima, 116% en igual periodo.

Si se considera el Salario Mínimo Vital y Móvil, se pueden adquirir 2,7 cenas y mesas dulces en 2018, mientras que en 2017 se podían comprar 3,3 cenas y mesas dulces, es decir, una pérdida de poder adquisitivo de 17%. Si se considera los precios de 2015, la perdida asciende a 41%, dado que en aquellas fiestas podían adquirirse 4,6 cenas y mesas dulces.

Si la comparación se realiza con la evolución de la jubilación mínima, se observa que en 2018 se pueden adquirir 2,2 cenas y mesas dulces, mientras que un año antes se podían comprar 2,7 y en 2015, 3,5. Es decir, se produce una pérdida de poder adquisitivo del 16% en el último año y de 37% respecto de diciembre de 2015.


Resumen ejecutivo

La cena de fin de año: casi 50% más cara que en 2017

  • Si comparamos los precios de diciembre 2018 respecto de diciembre 2017, festejar nochebuena o fin de año con un típico asado, con picada y helado de postre les cuesta a los hogares 48% más caro que en 2017, para una mesa de 5 a 6 comensales. La comparación respecto de 2015 alcanza 251% de aumento.
  • El costo de la cena navidad o fin de año para 2018 llega a $3.240 en una noche, comprando queso, salamín, fernet, vacío, asado, pollo, chorizo, tomate, lechuga, pan, gaseosa cola, vino de mesa, sidra y helado para 5 a 6 personas. El precio para la cena en 2017 alcanzaba los $2.176, mientras que en 2016 costaba $1.632 y en diciembre de 2015 sumaba $915, con los mismos productos e iguales cantidades.
  • Los precios de los alimentos de la cena navideña crecieron, tanto en relación a 2017 como respecto de 2015, por encima de la inflación (48,5% y 166% respectivamente, considerando las estimaciones de REM BCRA).

La mesa dulce se encareció 78% en el último año

  • En 2018 un champagne, una sidra, 2 pan dulces, 1 budín y frutas secas tienen un costo aproximado de $943 mientras que en 2017 sumaban $530, en 2016 alcanzaban los $398 y en 2015, $298. La mesa dulce de las fiestas se encareció 78% en el último año y 216% en los últimos tres.

Cajas Navideñas: 155,8% más caras que en 2015

  • El Programa Precios Cuidados ofreció, en 2014 y 2015, una canasta navideña de seis productos: sidra, turrones, pan dulce, garrapiñada, maní con chocolate, budín con chocolate. Esa canasta costaba en 2015 entre $54 y $59 según la región. Aunque este año se promocionó la inclusión de un combo navideño, finalmente no se ofreció dentro del programa. Así entones, las familias solo pueden acceder a las cajas navideñas que ofrecen los supermercados a un precio muy superior. La canasta más barata es la ofrecida en supermercado Coto, que incluye seis productos y el precio de comercialización es de $200. i se la compara con una canasta similar de 2017 (aunque con un producto menos, el budín), el incremento de precios fue de 68%, ya que la canasta de Plaza VEA tenía un costo de $119.

¿Cuánto cuestan las fiestas?

  • En diciembre de 2018 una familia debe disponer de un total de $4.156 para poder costear una cena navideña compuesta por una picada, un asado para 5-6 personas, helado y una mesa dulce.
  • Los alimentos que se consumen en una cena de fin de año y en la mesa dulce aumentaron en promedio 54% en el último año, mientras que el SMVM solo lo hizo 28%, al igual que la jubilación mínima. Si se considera la evolución desde 2015, el incremento alcanzo el 243% entre las fiestas de 2015 y las actuales, pero el SMVM sólo creció 102% y la jubilación mínima, 116% en igual periodo.
  • Si se considera el Salario Mínimo Vital y Móvil, se pueden adquirir 2,7 cenas y mesas dulces en 2018, mientras que en 2017 se podían comprar 3,3 cenas y mesas dulces, es decir, una pérdida de poder adquisitivo de 17%. Si se considera los precios de 2015, la perdida asciende a 41%, dado que en aquellas fiestas podían adquirirse 4,6 cenas y mesas dulces. Si la comparación se realiza con la evolución de la jubilación mínima, se observa que en 2018 se pueden adquirir 2,2 cenas y mesas dulces, mientras que un año antes se podían comprar 2,7 y en 2015, 3,5. Es decir, se produce una pérdida de poder adquisitivo del 16% en el último año y de 37% respecto de diciembre de 2015.

Descargue el informe

Para descargar el informe haga clic en este enlace.

Contacto
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.