Poder adquisitivo AUH e Impacto de devolución de IVA

director copy

I Dossier: Estimación sobre el poder adquisitivo de la asignación universal por hijo (AUH)

II Dossier: 7% verdad – El impacto de la devolución del IVA a Jubilados y beneficiarios de AUH


I Dossier: Estimación sobre el poder adquisitivo de la asignación universal por hijo (AUH)

El siguiente análisis tiene por objetivo estimar la evolución del poder adquisitivo de la AUH desde finales de 2009 hasta inicios de 2017. Para tal estimación, se ha utilizado el índice de precios minoristas de la Consultora Bein y Asociados complementada con una estimación inflacionaria en línea con las declaraciones del actual gobierno.

En la Argentina se otorgan alrededor de 3,8 millones de Asignaciones Universales por Hijo (AUH) y por Embarazo. En conjunto con estos chicos y embarazadas, las familias beneficiarias son aproximadamente 2 millones. Hoy la AUH para protección social tiene un monto de $966 por beneficiario. Se cobra 80% cada mes y se acumulan todos los 20% de cada mes para principios del año siguiente, contra comprobante de escolaridad y salud de los chicos y jóvenes. El aumento desde septiembre llevará el monto pleno a $1.103.

Como puede notarse en el Gráfico 1, cada actualización de la asignación universal por hijo se traduce en un incremento del poder adquisitivo durante todos los años hasta 2015. Es decir, con cada incremento el poder adquisitivo de la AUH supera el incremento anterior en términos de capacidad de compra.

Tomando noviembre de 2009 como base del índice (100), se observa que el poder adquisitivo de la AUH alcanza un pico máximo con el aumento de junio de 2015 (134,92). Como contracara, eso no se constata para 2016 en tanto los aumentos de marzo y septiembre de 2016 no logran continuar esta línea ascendente y, en efecto, se reduce en ambas instancias el poder adquisitivo respecto de los períodos anteriores (121,62 en marzo y 114,96 en septiembre, como se visualiza en el Gráfico 1). Vale indicar que desde el presente año se encuentra en vigencia la movilidad aplicable a las AUH que, del mismo modo que para las jubilaciones, continua aumentando los valores en términos nominales pero en este periodo en particular no logra superar la inflación minorista registrada.

Sin título

Complementariamente, y como ejemplos del proceso indicado, puede mencionarse que la AUH creció un 40% en 2014, y un 30% en 2015, mientras que la medición inflacionaria de Bein para dichos años es de 31,61% y 26,67% respectivamente.

Durante el año 2016, la AUH tendrá una mejora que apenas alcanzará el 32% acumulado, a la vez que todas las mediciones sobre inflación señalan que la misma girará en torno al 40% (la inflación de CABA acumulada a julio de 2016 es de 32%, que proyectado considerando 2% en agosto y septiembre y 1% en el resto de los meses alcanza 39%)1. De este modo, puede afirmarse que sin transferencias adicionales para estos sectores beneficiarios de AUH, los mismos tendrán una pérdida del poder adquisitivo de sus ingresos.

Asimismo, tal como indica un reciente informe de CEPA, incluso la devolución del IVA para los titulares de AUH tampoco logra compensar esta pérdida. Por un lado, porque los precios de la canasta básica han aumentado muy por encima de los valores de la inflación general, sobre todo entre noviembre y marzo, y porque tal como pudo certificarse con los datos del primer mes de devoluciones, sólo el 7% de los potenciales beneficiados con la medida realizaron compras con tarjeta, siendo además mayoritariamente jubilados. Es decir, tal como se preveía, esta medida no significa un beneficio concreto para los titulares de AUH.

En el Gráfico 2 se puede observar la tendencia del ciclo kirchnerista. La inclinación ascendente se sostiene durante todo el período noviembre 2009 a noviembre 2015.

Sin título

La tendencia creciente tuvo dos finalidades hasta finales de 2015, que pueden resumirse en al menos dos conclusiones sencillas:

  • • la AUH permite a muchas familias un piso de consumo y atender sus necesidades más urgentes;
  • • como activa el consumo, ayuda además a fomentarla producción, dinamizar el mercado de trabajo y facilitar las inversiones.

 

II Dossier: 7% verdad – El impacto de la devolución del IVA a Jubilados y beneficiarios de AUH

“Queremos expandir los derechos sociales”, dijo Alfonso Prat-Gay el 10 de junio de este año a raíz del proyecto de devolución de IVA para jubilados y beneficiarios de la AUH. “El IVA es un impuesto regresivo que castiga a los que menos tienen. Hay casi nueve millones de argentinos a los que les estamos evitando los aumentos de precios de los últimos seis meses. No es poco” sostuvo, luego de remarcar que la medida equivaldría a “retrotraer el valor de la canasta básica alimentaria a los valores de enero” para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo, y de noviembre para los jubilados.

Compensación: la mitad de lo que se perdió. La grandilocuencia del anuncio contrasta con la evolución de los precios experimentada desde noviembre de 2015 en adelante. Si se considera la canasta básica nutricional de requerimientos calóricos necesarios resultado de la investigación sobre la pobreza en Argentina del INDEC de 1988 (Morales, 1988) para adulto equivalente, se observa que el costo de esa canasta aumentó entre enero y junio en Gran Buenos Aires cerca de $310 (de $1.312,54 a $1.622,392), pero en noviembre de 2015 era de $1.019,49. Es decir, el costo de la canasta nutricional para adulto equivalente aumentó 600 pesos entre noviembre y junio. En este sentido, en el mejor de los casos, aquel que logra recuperar los $300 pesos de devolución de IVA (recordemos que los jubilados de la mínima tienen un tope de $300 mientras que el beneficiario de AUH tiene como límite $200) recupera casi el valor de la canasta al precio de enero, pero habiendo perdido el mismo monto desde noviembre hasta enero. Sólo le devuelven la mitad de lo que perdió3.

El verdadero costo de la devolución de IVA. Ya en abril de 2016 mencionábamos que “el sector beneficiado con la medida suele realizar sus compras en efectivo. En este sentido, una transferencia directa al sector beneficiario hubiese cumplido el objetivo pretendidamente buscado”. Estimábamos en aquel momento que solo el 10% de los beneficiados realizaba compras con este mecanismo.


2 Relevamiento realizado por CEPA-InDEP
3 Sin considerar el impacto sobre el resto de los consumos también afectados por los aumentos inflacionarios.

Tal como puede constatarse con los datos recientemente publicados, solo 670.0004 personas de las 8,6 millones previstas como beneficiarias realizaron compras con tarjeta de débito, es decir, el 7,8%.

Asimismo, el costo fiscal previsto por la medida fue anunciado en $25.000 millones. Sin embargo, si se considera la devolución de $95 millones en 9 días (publicado hoy) y se proyecta a los 365 del año, la devolución alcanzaría los $3.852 millones, cerca del 15% de lo previsto y anunciado por el Gobierno Nacional.


4 http://www.clarin.com/politica/Reintegraron-IVA-jubilados-tenedores-planes_0_1630037157.html

Comments are closed.