Reforma Jubilatoria en Cordoba

jubilaciones
Reforma en el método de cálculo de haberes de jubilados: ajuste encubierto de las jubilaciones provinciales en Córdoba
Las razones esgrimidas son las siguientes: “es imprescindible instrumentar medidas tendientes a asegurar la sustentabilidad financiera del sistema previsional de la Provincia en los años que vendrán, para mantener así en el futuro los actuales beneficios jubilatorios provinciales, que son los más elevados del país”.
La propuesta indica: “a través del presente proyecto se propone la modificación del mecanismo de cálculo fijado en el artículo 46 de la Ley N° 8024 (Texto Ordenado por Decreto N° 40/2009), asegurando a los beneficios acordados y a acordarse, un haber equivalente al ochenta y dos por ciento (82%) del promedio actualizado de las últimas cuarenta y ocho (48) remuneraciones líquidas del agente, determinándose dichos haberes líquidos de acuerdo a los alcances fijados en el Convenio de Armonización aprobado por Ley N° 9075, esto es, deduciendo sobre cada remuneración bruta el aporte personal del once por ciento (11%) previsto en el Sistema Integrado Previsional Argentino (S.IP.A.).”
En otras palabras, el nuevo cálculo del 82% no se realizará sobre el 100% de ingreso bruto de los activos, sino sobre el 89% (restado el 11% de aportes). Esto en los hechos reduce el cálculo a un 73% móvil. La decisión aparece oculta detrás de aumentos en el mínimo y en la derogación de la ley 10.078 que difería 180 días el pago de los aumentos a los pasivos.
Algunos análisis sobre esta medida:
1. Aparece una primera contradicción entre la decisión tomada y el discurso de campaña del actual gobernador y del ex candidato presidencial De la Sota, que se asentó en reivindicar el 82% móvil para los jubilados en Córdoba. Schiaretti indicó: “Los cordobeses saben que el gobernador que va a derogar la ley de diferimiento soy yo, porque Unión por Córdoba es el único que cumplió la ley del 82% móvil”, y agregó: “Va haber recursos, sea quien sea el presidente, no va a tener ninguna chance de seguir escamoteándonos lo que es nuestro”.
En 2011 además había señalado: “quiero aclarar que los jubilados de Córdoba cobran mucho más que el 82 por ciento; en segundo lugar, nadie puede oponerse a que los jubilados cobren más; (…) y yo no la habría vetado como lo hizo la presidenta”.
2.  El argumento central del nuevo cálculo que recorta las jubilaciones tiene que ver con la sustentabilidad financiera del sistema “en los años que vendrán”, esto indica la existencia de proyecciones de crecimiento bajas, o menores que las de los últimos 12 años, dado que el crecimiento económico es la principal garantía de la continuidad del financiamiento genuino a la Seguridad Social. Con crecimiento económico y empleo registrado se aportan más recursos a las Cajas de Seguridad Social.
3. Recordemos que las provincias transfirieron en 1992 el 15% de los recursos coparticipables para financiar el déficit de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) y luego, 11 provincias transfirieron las Cajas de Jubilaciones Provinciales.
La provincia de Córdoba nunca transfirió su caja y por eso adhirió al Compromiso Federal de 1999 donde la Nación se comprometió a financiar los déficits de los sistemas provinciales no transferidos. Para ello, las provincias debían armonizar en un plazo de 180 días sus sistemas previsionales para equipararlos al nacional.
La “armonización” sigue siendo una discusión entre la Nación y la provincia de Córdoba. Pero, sobre lo que no hay discusión es que el ajuste de las jubilaciones que hoy realiza la provincia de Córdoba contrasta con el 15% recuperado a partir del fallo de la Corte Suprema, que además devuelve los recursos a San Luis y Santa Fe.
Esto es importante porque realizan un ajuste de jubilaciones al mismo tiempo que aumentan la recaudación provincial.

Hernán Letcher

Comments are closed.