Se cumplen 10 años del pago al FMI

fm1

El 5 de enero de 2006 la Argentina realizaba el pago de 9.810 millones de dólares y cancelaba de una vez la deuda con la FMI. Aquella vez, el presidente Néstor Kirchner expresó: “esto le permite al país adueñarse de las herramientas para construir nuestra autonomía”.

Este hecho fue efectivamente un punto de quiebre en nuestra historia económica.

¿Qué se dijo de esta decisión?

Cuando se pagó al FMI hubo fuertes debates acerca de la pertinencia de la decisión. Entre los críticos aparecían los históricos defensores de la ortodoxia, el ajuste y de “la mano invisible” del mercado, y por izquierda quienes decían que había otras prioridades de índole social. Vale la pena un repaso de opiniones:

Claudio Lozano: “La alternativa era demandar al Fondo como corresponsable…..Si los recursos que se liberan van a un fondo anticíclico manteniendo el sobreajuste fiscal y monetario, ahí ya no entiendo la cancelación”.

Luis Zamora: “Resulta perverso que Kirchner pretenda rechazar condicionamientos del Fondo pagándole toda la deuda como ellos pretenden. Sólo se trata de un sometimiento más”.

Elisa Carrió: “El pago es un inmenso error y determina que la Argentina quede en una situación de vulnerabilidad interna absolutamente innecesaria”.

Daniel Artana, FIEL: “ha hecho un show marketinero del pago, el cual ha dejado al país con un poco menos de plata y un poco menos de deuda, por lo que desde el punto vista económico no cambia nada”.

Claudio Loser, ex jefe del Departamento Occidental del FMI: “La visión internacional es que fue una acción política interna y que, en el mejor de los casos, la Argentina seguirá igual”.

Carlos Melconian: “Haberse sacado la presión del FMI no significa que muchas cosas hayan cambiado y calificó la decisión de pagarle al Fondo de política y en menor medida de económica”.

Rodolfo Terragno: “Economistas indonesios señalaron que, cuando un país se queda con menos divisas, es más vulnerable a los shocks externos y, por lo tanto, más (no menos) dependiente del Fondo. En la Argentina se soslayó el debate. Experto en simulaciones, el gobierno cumplió el deseo del Fondo (pagándole por adelantado) y presentó el pago indebido como un acto de soberanía”.

Ricardo López Murphy: “¿cómo se piensa recuperar el dinero de las reservas? Y ya que se está en condiciones de cancelar con el Fondo, ¿por qué se le hizo una quita enorme a los futuros jubilados?”.

Jorge Ávila, del CEMA: “La decisión de pagar anticipadamente al FMI es innecesaria y peligrosa”.

Juan Lach: “ Hubiera sido más prudente pagarle al FMI en dos o tres años, incluso sin acuerdo, para no debilitar las reservas del Banco Central. Políticamente hubiera sido parecido a pagar por anticipado todo el dinero”

Mauricio Macri: “No apunta a resolver ninguno de los problemas acuciantes que hoy sufre la Argentina”.

Carlos Menem votó como senador contra el pago al Fondo.

 

Desendeudamiento como estrategia de política económica

Demostrado por la historia posterior, el pago al FMI fue parte de una estrategia general de desendeudamiento de nuestro país, que además incluyó:

  •  La no toma de deuda nueva;
  •  La reestructuración de deuda en los canjes 2005 y 2010;
  •  El acuerdo de cancelación de pago de la deuda con el Club de París;
  •  El pago a REPSOL por la expropiación de las acciones de YPF.

Todo ello significó una significativa reducción del peso de la deuda en dólares (tanto en capital como intereses) sobre el producto y un incremento de la soberanía del Estado para tomar decisiones en materia de política económica.

La relación deuda externa/PBI pasó de representar el 166 por ciento (2002) al 44 por ciento (2013), mientras que la deuda externa con privados en moneda extranjera pasó de significar el 92 por ciento del PBI (2002) al 8,3 por ciento en (2013).

cuad

 

El crecimiento económico durante el kirchnerismo fue directamente proporcional al desendeudamiento.

cuad1

Macri y el retorno del FMI

A la luz de la victoria de Macri y de los acontecimientos recientes, reaparecen los pedidos y recomendaciones del FMI en política económica.

1) Suma al FMI a su Gobierno:

cuad2

2) A través de EEUU, les dará explicaciones:

cuad3

3) Habilitará el control y las observaciones a través de artículo IV

cuad4

cuad5

El modus operandi del FMI

En 1988, Marcelo Bonelli, enviado especial a Washington a colación de un documento secreto y confidencial “… al que tuvo acceso exclusivo Clarín” casualmente escribía:

cuad6

En la misma nota indica “Los funcionarios del FMI quieren que se aplique una rebaja adicional del gasto público y una mayor presión fiscal para elevar la recaudación. Además, piden que se acelere la privatización del Banco Nación. Sostienen que esas medidas son necesarias para que la Argentina enfrente los efectos de la crisis internacional. El pedido se repite pese a que el Gobierno ya recortó $ 1.000 millones de gastos y paralizó obras públicas a mitad de año”.

Y agrega, mostrando la relación del Gobierno de aquel momento con el FMI “El pedido de bajar el gasto y aumentar los recursos coincide con la posición del Ministerio de Economía. Precisamente en una nota secreta del ministro a Michel Camdessus, Fernández se compromete a aplicar todas las medidas necesarias para que la Argentina se mantenga dentro del acuerdo con el FMI. En esa carta, a la que también tuvo acceso exclusivo este diario, Fernandez expresa que las autoridades argentinas se mantendrán en estrecho contacto con el Fondo y lo consultarán para la adopción de las medidas que fueran necesarias”. “El documento confidencial del FMI hace un fuerte elogio del manejo general de la economía y del sistema bancario por parte del Banco Central, pero también incluye otros dos fuertes aplazos: Precisa una fuerte censura a la nueva reforma laboral porque elimina estímulos a la creación de trabajo. Y advierte sobre el aumento del déficit de la cuenta corriente”.

Por Hernán Letcher / Julia Strada

Comments are closed.