El gasto público en tiempos de aislamiento social y obligatorio: análisis de la ejecución presupuestaria como reflejo de las prioridades del gobierno

Los nuevos requerimientos que demanda la pandemia de COVID-19 modificaron las prioridades del gasto público nacional. Con el objetivo de observar estas modificaciones, el presente informe analiza las principales variaciones de las partidas del Presupuesto 2019 –que fue prorrogado a 2020-  entre el 17 de marzo y el 2 de abril, así como también la variación en la ejecución de las mismas. El análisis permite identificar las principales preocupaciones del gobierno en relación a la pandemia.

En Argentina, en los primeros días de marzo se implementó cuarentena obligatoria por 14 días para quienes retornaran de países considerados zona de riesgo por la pandemia. A su vez, desde el 12 de marzo por decreto del gobierno nacional y acompañado por distintas provincias, se decidió la suspensión de espectáculos masivos, el 15 de marzo se dispusieron licencias laborales para grupos de riesgo, se suspendieron las clases a partir del lunes 16 de marzo, se cerraron las fronteras del territorio nacional, se disminuyó la frecuencia del transporte público y se recomendó la suspensión de actividades no esenciales. Incluso se fijaron horarios de atención al público específicos para mayores de 60 años en bancos y algunas cadenas de supermercados. En una segunda instancia, a partir del 20 de marzo, desde el Poder Ejecutivo se dispusieron medidas de aislamiento preventivo, social y obligatorio hasta el 31 de marzo, extendidas luego hasta el 13 de abril.

En virtud de lo mencionado, el periodo seleccionado para el análisis, entre el 17 de marzo y el 2 de abril permite observar en detalle la contraparte de estas decisiones: el impacto en el gasto.


La modificación de partidas y la ejecución presupuestaria

En el lapso que transcurrió desde el 17 de marzo hasta el 2 de abril, hubo 8 partidas que aumentaron de manera significativa, por encima de los $1,5 mil millones de pesos. Del total de las partidas que aumentaron en esta segunda mitad de marzo, sólo estas 8 partidas explican el 80% del aumento del gasto. A ello se suma el sensible incremento de la ejecución en un puñado de partidas adicionales. A continuación se detallan y describen cada una de ellas en el Cuadro 1 y la explicación a continuación del mismo.

Se duplica el gasto en refuerzos alimentarios con eje en el territorio: políticas alimentarias crece 132% y Abordaje Territorial 128%. La partida que muestra la decisión de incrementar el gasto en alimentos para sectores vulnerables –concentrados fuertemente en la zona metropolitana, conurbano- es Políticas alimentarias, que pasó de $26.374 millones a $59.160, un incremento de 132%. Se agrega a ello el aumento del orden del 128% en la partida Abordaje Territorial, que asciende a $5.203 millones y tiene incidencia sobre villas de emergencia y barrios populosos cuya situación se vuelve crítica ante el aislamiento. La ejecución de esta partida también se vio acelerada en la segunda mitad del mes de marzo 2020: entre el 17 de marzo y el 2 de abril se devengaron $3.705 millones. A la fecha, la ejecución alcanza un tercio del nuevo presupuesto destinado a la partida para todo el año y en el período seleccionado significó 23% más que lo ejecutado desde el inicio del año y el 17 de marzo.

Otro gran eje de inyección de recursos refiere a la política de ingresos a los sectores más vulnerables: crece 10,2% el gasto en asignaciones familiares, 48% crecen los complementos a prestaciones previsionales y aumenta 2,5% el presupuesto de pensiones.

Al observar en detalle, se registra que la partida Asignaciones Familiares tiene un incremento de $27.730, relacionado con el bono de AUH y AUE. En lo relativo al bono para jubilados/as, se registra en la partida Complementos en las Prestaciones Previsionales, que aumentó en $9.500 millones. Esta misma partida además registra una ejecución significativa en el corto período mencionado: devengó $24.356 millones entre el 17 de marzo y el 2 de abril mientras que hasta el 17/3 sólo había ejecutado $15.277 millones. Acompañando esto mismo, la partida Prestaciones de Previsión Social, ejecutó $5.137 millones adicionales en los últimos 15 días, 51% más que en el período pre aislamiento. La partida Pensiones no Contributivas por Invalidez Laborativa incrementó su presupuesto en $3.176 millones, relacionados con el bono a este conjunto de beneficiarios. Como resultado del pago del bono, la ejecución también se incrementó sensiblemente: de $15.277 millones pasó a $39.633 millones.

Los bonos a beneficiarios/as de programas sociales impactan en 135% más de ejecución que en la previa al 17 de marzo. En la ejecución presupuestaria de la partida Apoyo al Empleo, del Ministerio de Desarrollo Social se puede identificar el pago del bono a beneficiarios de Programas Sociales, con una ejecución adicional de $7.035 millones en los últimos 15 días.

Los bonos anunciados para fuerzas de seguridad, policías y Gendarmería significaron un 52,4% más de ejecución que en la etapa previa al aislamiento. A su vez, en lo relativo a la mayor ejecución de partidas preexistentes, se registra que el bono para fuerzas de seguridad -en las partidas Prestaciones de Previsión Social de Pensiones Militares y Administración de Beneficios Previsionales Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria y otros – refleja una suba de $10.022 millones a $15.160 millones y de $7.473 millones a $11.392 millones respectivamente.

En un tercer bloque, lo referido al gasto en salud también registró aumentos entre el 21% y 27% en sólo 15 días.Allí, la partida Prevención y Control de Enfermedades Inmunoprevenibles se incrementó en $4.060 millones (+27%). Adicionalmente, se observa un aumento en la partida Transferencias Varias del Ministerio de Salud, de $1.671 millones.

También subió la ejecución de partidas de salud. En Prevención y Control de Enfermedades Inmunoprevenibles la ejecución alcanzó los $9.700 millones (sólo se habían devengado $2.433 a mediados de marzo). A todo esto es importante adicionar el incremento de las partidas Atención Sanitaria para la Comunidad y Prevención, Control e Investigación de Patologías en Salud, en $892 millones y $1.693 millones respectivamente (incrementos de 17% y 137% en cada caso).

Por otro lado, se duplicaron (+104%) los recursos que se giraron hacia las provincias y los municipios. La partida Asistencia Financiera a Provincias y Municipios incrementó su presupuesto en $5.730 millones, duplicando el valor previo. La ejecución de la partida también fue significativa, con $3.816 millones ejecutados desde el 17 de marzo. Esto refleja la profunda preocupación del gobierno en atender, por un lado, el impacto de la caída de recaudación de provincias, a la vez que apuntalar la atención desde el territorio de la problemática derivada del coronavirus.  Junto con ello, se incrementó la ejecución de otra partida con fines y destinos similares, Asistencia Financiera a Provincias y Municipios, pegó un sensible salto: pasó de $5.144 millones a mediados de marzo a $18.479 millones al 2 de abril, alcanzando una ejecución de 259% más que en la etapa previa al aislamiento (el presupuesto suma $35.305 millones).


Anexo


Notas al pie

(1) El presente cuadro incorpora las partidas Atención Sanitaria para la Comunidad y Prevención, Control e Investigación de Patologías en Salud que no están incluidas entre las 8 partidas de mayor modificación presupuestaria (se encuentran entre las primeras 12).


Descargue el informe

Para descargar el informe haga clic en este enlace.

Contacto
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.