Análisis sobre la situación del empleo registrado privado: datos a enero 2022

El presente informe analiza la cantidad de personas trabajadoras registradas en el sector privado en enero 2022 y su evolución desde la aparición del COVID-19.

Para su realización, se utilizó una metodología cuantitativa, en base a la información publicada por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Nación vinculada a las bases del Sistema Integrado Previsional Argentina (SIPA) en su serie desestacionalizada (ya que esto permite la comparación entre meses no equivalentes).

El informe se divide en cuatro partes. En el primer apartado se indaga acerca de la cantidad de personas trabajadoras del sector privado en el mes de enero y su evolución desde la crisis pandémica.

La segunda aborda la heterogeneidad sectorial percibida en la recuperación del empleo privado. Se muestran las variaciones de la cantidad de trabajadoras y trabajadores por sectores económicos en dos períodos: entre febrero 2020 y enero 2022 y entre julio 2020 y enero 2022 (la evolución posterior al momento de menor nivel de empleo provocado por la pandemia). La información brinda la imagen final de la recuperación, en el primer caso, y la evolución desde el piso de la crisis, en el segundo

En el tercer apartado se analiza una segunda dimensión de heterogeneidad: la regional. Mientras algunas provincias se encuentran hoy por encima de los niveles de empleo privado registrados en febrero 2020, otras siguen aun sensiblemente por debajo del mismo.

Finalmente, se detallan las principales conclusiones de la evolución de los indicadores estudiados en clave de recuperación económica heterogénea sectorial y regionalmente y sus impactos diversificados en el marco de la pandemia de COVID 19.


1. Cantidad de personas trabajadoras en enero 2022

Los datos relevados por el Ministerio de Trabajo muestran que en el mes de enero se generaron 29.200 puestos de trabajo registrados en el sector privado, lo cual implica un 0,5% de crecimiento con respecto al mes previo. Ya son 13 meses de crecimiento neto del empleo privado.

A enero de 2022, se recuperaron 236 mil puestos de trabajodesde el mínimo producido por la pandemia del COVID-19.

Con este dato, si bien se recuperó lo perdido en la pandemia, aún faltarían recuperar 224 mil puestos para alcanzar los niveles de empleo previos a la crisis del gobierno de Cambiemos.

Vale recordar que, incluso habiendo recuperado la totalidad de puestos vigentes a comienzos de 2020, el nivel alcanzado resulta estructuralmente bajo dado que,  previo al inicio de la pandemia, el empleo privado ya se encontraba en una situación crítica: la crisis del Gobierno de Cambiemos significó la destrucción neta de 275 mil puestos (a diciembre 2019) ya enero de 2022 solo se han recuperado 51 mil puestos por encima del mínimo registrado durante la pandemia.

En relación con los sectores de actividad, en enero nueve de los catorce sectores incrementaron la cantidad de trabajadores y trabajadoras. Esto es relevante porque implica que en la actualidad el empleo está creciendo casi en la totalidad de los sectores. Particularmente en enero, la recuperación estuvo impulsada por Inmobiliarias (+12,9 mil), Comercio (+5,6 mil), Construcción (+4,7 mil) e Industrias (+3 mil). En el marco del buen desempeño general, los sectores de Servicios Sociales, Finanzas, Enseñanza y Agricultura redujeron su plantilla.

En resumen: En enero de 2022, el empleo registrado privado creció en 29,2 mil puestos. Con este resultado se lograron superar los niveles de febrero 2020 aunque aún faltan recuperar 244 mil puestos de trabajo para alcanzar los niveles previos a la crisis de Cambiemos. Los sectores que impulsaron este crecimiento en enero: Inmobiliarias, Industria, Comercio y Construcción.


2.  Personas trabajadoras por sector económico

Al analizar los puestos de trabajo según sector económico, es posible observar que se reduce la heterogeneidad sectorial de la recuperación. Con el incremento del empleo de enero, siete de los catorce sectores ya operan en niveles de empleo superiores a la pre-pandemia, otros cuatro siguen creciendo y se aproximan a dicho umbral y de los tres restantes, que continuaron destruyendo puestos de trabajo luego de julio de 2020, sólo uno no crea empleo actualmente. 

La descripción reciente permite mostrar que en la recuperación del empleo ha habido distintas velocidades. El primer grupo se compone de sectores dinámicos, que no solo crecieron con respecto a los niveles de empleo de julio 2020, sino que han superado los valores pre-COVID (febrero 2020). El segundo grupo, de sectores en recuperación, aún no llegaron a los niveles pre-COVID, pero crecen en la cantidad de puestos de trabajo desde julio del 2020 a enero de 2022. Finalmente, un último grupo de sectores se mantiene en crisis: la recuperación de puestos sólo comenzó hace apenas unos meses (y no en todos los casos).

La Tabla I muestra la variación de los distintos sectores económicos en dos períodos (de febrero de 2020 a enero 2022 y de julio de 2020 a enero de 2022) y en el último mes. La segmentación de dicha tabla permite mostrar la evolución del empleo en la actualidad con respecto a niveles pre-pandemia, y en relación con el peor momento de la pandemia en términos de empleo (julio 2020).

Dentro de los sectores dinámicos sobresale el crecimiento que muestra el sector industrial. Con la variación del último mes, este sector ya creo más de 43 mil puestos de trabajo por encima del umbral de febrero de 2020, llegando al mejor desempeño desde febrero de 2019. Otro sector para mencionar es Inmobiliarias, con un saldo de más de 55 mil empleos creados en relación con pre-pandemia. Por último, el sector Construcción, cuya recuperación fue de las más veloces, contraponiendo en buena medida el sensible impacto inicial negativo de la pandemia. En este sector el impulso de la obra pública jugó un papel relevante como dinamizador de la actividad.

Entre los sectores en recuperación, Minería, Enseñanza y Agricultura, en términos generales, ya se encuentran en torno al 2% de los niveles pre-pandémicos, lo que significa que, de continuar por esta senda, prontamente habrán recuperado todo el efecto negativo del Covid.

Por último, dentro de los sectores en crisis, el más afectado ha sido Hoteles y Restaurantes. Esta actividad que venía experimentando una importante suba en los últimos meses debido a la cercanía a la temporada turística y el impacto positivo del programa Pre-Viaje, durante el mes de enero continuó creciendo pero a un ritmo más lento (+0,9%).  

En resumen: La recuperación económica sigue presentando rasgos heterogéneos, pero cada vez menores. Los sectores dinámicos continúan comandando la creación de empleo, mientras que los sectores en recuperación se consolidan y los que hace unos meses estaban en crisis, hoy han comenzado a crecer.


3. Análisis por regiones: a la sólida recuperación del NEA se suma el Centro del país, mientras que CABA, NOA y Cuyo son las regiones más golpeadas

Una última dimensión a tener en cuenta para analizar la evolución de la cantidad de personas trabajadoras registradas del sector privado es la variación según provincia. Los datos de enero 2022 muestran que 18 de las 24 provincias ya tienen mayores niveles de empleo que en febrero de 2020. El Mapa I refleja la variación porcentual de personas trabajadoras registradas del sector privado entre febrero de 2020 y enero de 2022.

Al realizar un análisis más desagregado, el mapa muestra cinco grupos de provincias.

  • El primero (verde oscuro) está conformado por provincias que muestran variaciones por encima del 2%: Tierra del Fuego, Catamarca, Misiones, Formosa, San Luis, Chaco, La Pampa, Río Negro, Santa Fe y San Juan, La Rioja, Entre Ríos, Santa Cruz y Santiago del Estero.
  • El segundo grupo (verde claro) es el que presentó una variación positiva entre 0,5% y 2%. Este está conformado por: Buenos Aires, Córdoba y Corrientes.
  • En tercer lugar, provincias que se encuentran prácticamente en niveles pre-covid (gris): Chubut y Tucumán.
  • En cuarto lugar, aquellas provincias levemente por debajo de los niveles pre-pandemia (entre -0,5% y -2%, en rojo claro): Jujuy, Neuquén, Salta y CABA.
  • Por último, en color rojo oscuro: Mendoza, la provincia más afectada.

En resumen: En enero 2022, 17 de las 24 provincias ya cuentan con más empleos privados que en febrero 2020. El NEA es la región que muestra mayor dinamismo, mientras que la región Centro empieza a acompañar dicho comportamiento. Por su parte: CABA, la región de Cuyo y el NOA, las regiones más afectadas por la pandemia, continúan por la senda de la recuperación. 


Conclusiones

El informe analizó los datos sobre el empleo registrado privado en el mes de enero de 2022, su evolución desde la irrupción de la pandemia y la recuperación posterior y de carácter heterogéneo a nivel sectorial y regional. Entre los principales puntos a destacar se encuentran los siguientes:

En enero de 2022 se mantiene el sendero de crecimiento con el incremento de 29.200 puestos de trabajo, 0,5% más que diciembre de 2021.

  • Más de un año después del piso de la pandemia (julio 2020), se han generado 236 mil puestos de trabajo, más del 100% del total perdido desde esa fecha.

La heterogeneidad sectorial continúa se reducción, pero se mantiene como fenómeno especifico luego del impacto de la pandemia:

  • 7 sectores dinámicos ya se encuentran por arriba de los niveles pre-COVID19, entre los que sobresale Industria e Inmobiliarias, en los que se han generado más de 43 mil y 55mil puestos adicionales respectivamente.
  • 4 sectores se encuentran aún en recuperación. En estos sectores se crean puestos de trabajo desde julio 2020 en adelante, pero no llegan a los niveles de febrero del 2020.
  • Solo 3 sectores permanecen en crisis computando menos trabajadores y trabajadoras respecto al piso de la pandemia. Sin embargo, 2 de esos 3 volvieron a mostrar subas del empleo en enero.

70% de las provincias ya registran más empleo privado que en febrero 2020, pero la heterogeneidad regional se mantiene:

  • El NEA conduce la recuperación del empleo.
  • El Centro mejoró mucho en enero y aceleró su recuperación.
  • CABA, Cuyo y el NOA son las regiones que más dificultades presentan para recuperar los niveles de empleo de febrero 2020, sin embargo solo la provincia de Mendoza se mantiene en niveles notablemente inferiores de los registrados en pre-pandemia.

Registro bibliográfico

Informe CEPA N° 231, ISSN 2796-7166.


Descargue el informe

Para descargar el informe haga clic en este enlace.

Contacto
aquí

ISSN
2796-7166